viernes, 30 de noviembre de 2012

Editoriales disfrazadas de Poetas

En el año 2008 empecé a dar a conocer mis obras poéticas, mediante intervenciones en recitales de poesía, de manera presencial y mediante los medios virtuales. A los pocos meses, interrumpieron en mi camino muchas editoriales que aseguraban que me darían la oportunidad de imprimir mis obras.

Lo curioso fue que los responsables de dichas editoriales eran “consagrados” poetas, que parece encontraron una forma de ganarse la vida, dado que la poesía no les ofrecía mayor éxito.

La mayoría de dichas editoriales, son negocios fantasmas, que no están registradas en los organismos pertinentes, nada invierten en cultura, aparentan ser muy cotizadas gracias a sus contactos nunca por sus publicaciones, y sólo llenan su ego y bolsillos con el dinero del verdadero poeta o escritor, que está ansioso por trascender.

Esas editoriales te endulzan sólo si el escritor asume la inversión, de lo contrario tratan de ofenderte asegurando que tus escritos no son aptos para ser publicados, argumentando que “el comité editorial ha optado por sugerir no editarlo, porque observan que los escritos no parecen tener una poética sólida en su estructura”. Cuando el comité editorial está formado solamente por ellos.

Pero cuando, por el deseo de ver tu obra publicada, aceptas al chantaje del editor, quien asegura que gracias a sus revisiones podrá estar apto, debes abonar alrededor de S/.4,500 (US $ 1,500) por un mínimo de 500 ejemplares, asegurando que se encargaran de la revisión total del texto, realizaran sugerencias, definirán el texto para que pase al corrector, así como la diagramación, el diseño de las carátula, los trámites de ISBN, el depósito legal, las notas de prensa, distribución y presentación, asegurando que la calidad de impresión será la mejor, así como los acabados, hechos que pocas veces cumplen.

La repartición de la edición es del 80% para el autor, mientras que el 20% restante queda con ellos, para temas de registro y promoción, lo cual significa 100 libros, conociendo los trámites normales así como los medios de prensa que promocionan obras no creo que se requieran más de 30 ejemplares, sin embargo, con el resto realizan aparentes obras de bien social regalando dichas obras a las bibliotecas de ciudades marginales o en eventos, ¡siempre con dinero ajeno!.

El escritor decidirá cuál cantidad se distribuirá en librerías, negocios que colocaran la obra en algún rincón de su almacén, con esto la editorial se desentiende del tema, para buscar a otro cliente. Al cabo de 3 ó 6 meses, el escritor descubre que no ha vendido ni un solo ejemplar, y a nadie puede reclamar, porque era su misión hacerse conocido para vender.

Pero cuando se les hace algún comentario sobre su indiferencia hacia el escritor, esos editores se hacen los ofendidos, y prácticamente te colocan una cruz, evitando que participes en las actividades, dado que no le representas ningún beneficio económico.

Como una profesional en Economía, que espera sea exitosa la comercialización de todos los bienes y servicios, he detectado que en los últimos años los escritores de poesía tienen una venta limitada, por ello he revisado uno a uno a las decenas de editoriales fantasmas, para identificar a los protagonistas que engañan a los escritores, disfrazados de poetas. Si desean evitar estafas, simplemente busquen el nombre de dicha editorial en los registros de la Sunat.

Debo anotar que existen otros promotores culturales, que de una manera consciente, y sabiendo que el nivel de ventas no superará los 50 ejemplares, recomiendan un tiraje máximo de 200, y además, tampoco endulzan al escritor con la aparente cobertura en prensa, que se sabe, no existirá.

El artículo ha sido confeccionado gracias a la vivencia de muchos escritores y poetas.

viernes, 9 de noviembre de 2012

Centro Cívico y Laguna de Barranco




¿Que puedo escribir sobre el centro Cívico y la laguna del distrito de Barranco?




Que compartí hermosos momentos con mis padres y mis hermanos, que me balancee en el caballito de madera, que navegué en los botes, caminé por los puentes de madera, disfruté de la vida vegetal y animal, y que una triste mañana descubrí que nada de ello existía.


Pero sus recuerdos me motivó escribir algunos hermosos versos.



http://fatimarodriguez.blogspot.com/2011/07/fotografias-del-distrito-de-barranco.html



"Ley Barranco".



Mediante Ley No 9866 del 17 de diciembre de 1943, se creó una contribución sobre los terrenos y fincas situados en la ciudad de Barranco, con destino a la formación de parques y campos deportivos en dicha ciudad, conocida como la "Ley Barranco".




El objetivo era contar con un área abierta y pública para la práctica del deporte y el disfrute por parte de los vecinos y vecinas del distrito.


Gracias a los aportes de los vecinos se compró un terreno sobre el que se encuentran actualmente el Barranco Tenis Club, el Colegio de Educación Inicial Pedro de Osma, el estadio Luis Gálvez Chipoco, la piscina municipal y el Parque de la Confraternidad Barranquina.


En este lugar, se ubicaba un camal que eliminaba sus desechos en una acequia, de origen prehispánico, vinculada a las actividades agrícolas de la actual Quebrada de Armendáriz.



El terreno del frente, entre la Av. Grau y las callea Medrano Silva y Quebrada de Armendáriz, estaban catalogados como área arqueológica.

Con lo recaudado, también se adquirieron los terrenos que hoy ocupan el Estadio Unión, el Colegio Mercedes Indacochea (que desde el año 1964 tiene su local en la avenida Panamericana Sur Nº 386)  y el actual el Parque 14 de enero de 1881.

En un sector del Parque se estableció un zoológico (1947-1970), que se trasladó a San Miguel al Parque de Las Leyendas.


El parque de la Laguna de Barranco





El Consejo Distrital decide construir una casona, en un ambiente ecológico,  rodeada de un espejo de agua, denominado la Laguna. En esa edificación se instaló el restaurant “El caballo Negro”, considerado el más moderno y lujoso de Lima.





Por un problema ocurrido en el mes de febrero de 1959, se modifica el uso, para que sea un lugar de exposiciones de artes, de pintores y dibujantes barranquinos, así como una gran muestra de libros.





El 11 de octubre de 1966, y por sugerencia del entonces regidor barranquino, periodista Gonzalo Bulnes se denominó Centro Cultural Manuel Beltroy Vera. 



 A raíz del terremoto de 1974, el segundo piso del local del Estadio Gálvez, albergó a la Biblioteca Municipal por un tiempo.


La demolición


Centro Cultural Manuel Beltroy. Distrito de Barranco. 
Mediante R.D.N. No 269 de fecha 30.03.2001 se retira la condición de monumento. ¿Por qué?







Siendo Alcalde de Lima, Alberto Andrade impuso una Ordenanza que implantó los "Concursos de Proyectos Especiales", ganado por el IAC, obteniendo la concesión de todo el parque, casi 15 000 metros cuadrados, por sesenta años renovables, a cambio de S/. 1,000 al año, con la posibilidad de efectuar cualquier otra actividad comercial sin obligación de pagar ningún derecho adicional a la Municipalidad de Barranco.




El contrato fue firmado  por la Alcaldesa de Barranco Josefina Estrada de Capriata, y Frederick Cooper Llosa, Director de IAC y proyectista de la obra.

El Centro Cívico y todo el entorno de la Laguna, fueron demolidos el 3 de agosto de año 2002 










jueves, 1 de noviembre de 2012

Casa de la Literatura Peruana


 Sin ánimo de causar polémica, dejando a un lado que la Estación Central así como la mayoría de edificaciones del centro de Lima deberían ser preservadas, siempre me pareció que el local no es el adecuado para el fomento de la lectura.

Recuerdo que el Centro Cívico Manuel Beltroy, ubicado en el distrito de Barranco, construido con el dinero de los vecinos barranquinos, un mal día fue demolido, pues según las autoridades de esa época aseguraron que estaba abandonado y descuidado, por supuesto que era obligación de esos burócratas organizar actividades culturales y mantenerla. Han transcurrido más de 10 años, y no existe Centro Cívico ni Museo de Arte Contemporáneo.

En el caso de la Casa de la Literatura, creo que su creación fue una justificación para llenar de fotos e información de los literatos del partido que lo habilitó, a excepción del premio nobel, todas las salas estaban repletas de importantes personajes simpatizantes o miembros de ese partido, por lo cual me pareció que fue un local creado a pedido.



Mis razones desde el punto de vista del edificio:
  • Carece de rampa peatonal o ascensor. La distancia entre la entrada y los salones representa descender y ascender escaleras que equivalen a más de dos pisos. 
  • Las corrientes de aire son frecuentes por ser una estación para los trenes, todas las veces que he asistido he regresado resfriada.
  • No es sencillo llegar a ella, pues son constantes las trancas que impiden el acceso vehicular y peatonal por estar cerca al Palacio de Gobierno.
  • La zona es muy oscura y solitaria durante la noche, dichas calles carecen de vigilancia.
  • No se puede acceder a servicio de taxi en la puerta. 


Desde el punto de vista de las actividades
  • Mi vivencia asegura que los auditorios han tenido un nivel de asistencia del 30% en su mejor momento, normalmente se mantienen sentados un máximo 10 personas en las conferencias, presentaciones de libros, recitales, etc. Salvo que lleguen todos los alumnos de un colegio, pero esas visitas, al menos en los auditorios eran circunstanciales. 

  • Las exhibiciones mantienen el aspecto de los años 50, paneles con fotografías pegadas y con vidrio que refleja, lo cual no permite leer.





De la infraestructura
  • No existen facilidades para declamar, los micrófonos son de mesa, si uno desea recitar sus poemas de pie, no puede hacerlo, debe limitarse a hacerlo sentada, lo cual impide el normal desenvolvimiento de un poeta.
  • Las áreas de lectura no se encuentran adecuadamente iluminadas.
  • Los salones no están acondicionados para que los sonidos externos no se filtren.
  • He observado que las personas se la pasan caminando en los pasadizos, murmurando, lo cual distrae al público y expositores.
  • Existen muy pocos títulos disponibles.
  • Nunca pude utilizar los dispositivos para escuchar los poemas y relatos de los escritores, o estaban malogrados o no funcionaron, siempre argumentaron que se encontraban en mantenimiento.

Desde el punto de vista de la Burocracia
  • El que se decidan colocar oficinas de otra entidad gubernamental no significa que se cambiará por burocracia, debido a que todos los que actualmente trabajan para la Casa de Literatura Peruana también son burócratas. Fueron escogidos por ser personal de confianza de las autoridades pasadas, ignoro las cualidades profesionales de esos burócratas, pero sin embargo, vista mis experiencias con el local, creo que efectivamente además de cambio de local se requiere un cambio del personal.
  • Pues al existir demasiados espacios muertos, tanto en el primer piso como en el sótano (en economía se le denomina a las áreas que deben ser administradas y que no producen alguna rentabilidad), concluyó que no existe interés por optimizar los recursos.

Por supuesto es mi opinión.

Más leídos la última semana

Parque Municipal de Barranco

Parque Municipal de Barranco

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Parque Las Americas

Parque Las Americas

Parque Rabin

Parque Rabin

Alameda Saenz Peña

Alameda Saenz Peña

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Más leídos del Blog

Saenz Peña

Saenz Peña

Calle José Galvez

Calle José Galvez

calle Rosario Distrito de Miraflores

calle Rosario Distrito de Miraflores