domingo, 28 de noviembre de 2010

Imposible una real exoneración del IGV mientras exista el Crédito Fiscal


No es posible exonerar el IGV de ningún bien o servicio mientras se mantenga el sistema del crédito fiscal, mediante el cual se arrastra una compensación, que incrementa el precio de los bienes y servicios de primera necesidad.

Cuando los gobernantes dictan tal o cual ley, con el supuesto que están “exonerando” del impuesto general a las ventas a un producto o servicio, como por ejemplo los vegetales o los libros, es reflejo de su ignorancia, no me refiero a que sea malo ser ignorante, todos nacemos ignorantes y para ello estudiamos, leemos o contratamos profesionales para que nos orienten.

Es así que desde hace tiempo que se promulgan leyes que “exoneran” de ciertos impuestos a los productos de primera necesidad, sin realizar un verdadero análisis del tema, y todos aplauden y se mantienen ignorantes.

Hace más de diez años, presenté a diversas autoridades y candidatos a algún cargo público la propuesta sobre reducir el IGV y eliminar el Crédito Fiscal, pero obviamente a ninguno le importó leerla, a excepción del hoy congresista Dr. Jaime Delgado, que en el año 2003 me dio la oportunidad de explicarla durante una hora en su programa En Defensa del Consumir de la entonces CPN Radio.

Es que resulta imposible exonerar a algo del IGV, cuando no están adecuadamente planteadas las condiciones para aquel quien ya pagó parte de ella en la cadena de producción, deducirla y solicitar su devolución.

Un ejemplo genérico se presenta si deseo editar y publicar un poemario, la imprenta que lo realizará requiere comprar una serie de artículos básicos como papel, cartulinas, tintas de distintos colores que forman parte del producto final, pero también necesita impresoras, guillotinas, copiadoras, placas, grapadoras, filmadora, procesadores de película, equipos informáticos, plegadoras, troqueladoras, plastificadoras, entre otros; además de muebles para colocar las máquinas, escritorios, sillas, mostradores, registradoras; un local comercial que puede ser propio o alquilado, pagar los servicios básicos de luz, agua, teléfono, internet, seguridad, abogados, y un largísimo etcétera. Puede dejarse de lado pagos como arbitrios, sueldos y salarios, aportaciones sociales, y otros que no están grabados con el IGV.

Todos esos bienes y servicios al momento de adquirirse pagaron IGV y ahora cómo hace el empresario para identificar cuáles pagos de IGV no seran aplicados a la impresión del poemario. Igual puede ser en la fabricación de 500 uniformes escolares, llantas, focos, etc., la estructura es la misma.

Revisar el cuadro puede ser un poco complicado para alguien que no es Economista especializada en determinar costos de producción y de servicios, como yo, pero en resumen:

  • El costo de impresión sin aplicar el IGV sería de S/.1,316.00.
  • El costo de impresión aplicando el IGV sería de S/.1,482.32.
  • Aplicando la Utilidad e Impuesto a la Renta sin IGV suma S/.565.88, mientras con IGV S/.637.40.
  • Cuando se paga IGV el cálculo adicional en los pagos por Utilidades/Impuesto a la Renta es S/.71.52.
  • El costo Total sin aplicar el IGV asciende a S/.1,881.88.
  • El costo Total aplicando el IGV de S/.2,119.72.
  • El costo unitario de cada poemario sin IGV sería de S/.3.76.
  • El costo unitario de cada poemario incluido el IGV es de S/.5.03.
  • El pago por IGV realizado por el empresario sería de S/.281.05, porque puede tener crédito fiscal.
  • El costo adicional total tanto en IGV como por el cálculo de la Utilidad y el Impuesto a la Renta es de S/.352.57.
 
Resultados
1. Bajo esta metodología, al permitir que un producto no pague IGV, tendría un Costo Unitario o Precio de Venta de S/.3.76, mientras que con el actual sistema, así el producto esté exonerado del IGV es de S/.5.03.
2. En la actuales circunstancias, el empresario no tiene forma de dejar de cobrar el IGV que ya pagó, lo que haría sería colocar en su Factura que el producto se encuentra exonerado del IGV pero igual cobraría los S/.5.03, porque de alguna parte deberá recuperar lo ya pagado.
3. En algunos casos, reducen en un 5% del monto total de la factura, que corresponde al IGV sobre su utilidad que no depositará debido a que el producto o servicio aparentamente se encuentra exonerado.

Interrogantes

Para qué empresas y público insisten en la exoneración del Impuesto General a las Ventas de algunos bienes y servicios, si el importador, fabricante, comerciante, etc., no tienen de dónde deducir lo pagado.
De que vale que los libros y las verduras no paguen IGV, si todos los componentes del costo, sólo por citar el transporte, tanto las llantas, gasolina, vehículo, mantenimiento, soat, etc. deben pagar IGV sin necesidad de identificar cual mercadería transporten.

Cuando un empresario ya asumió el pago del IGV, y el producto está “exonerado”, significaría que el empresario asumirá ese gasto, porque no existe manera que le devuelva lo pagado, el cual debe venderlo sin IGV, y estoy segura que ningún empresario descuidará el resultado de su empresa, cuando sabe que igual nadie lo notará.

Si se desea que “exoneren” del IGV a las adquisiciones para protección, como un circuito cerrado de televisión para el hogar, cómo haría el empresario para identificar los pagos ya efectuados por derecho de importación, el transporte, la compañía seguros, alquileres, material de oficina, en fin, por todo por lo que ya pago IGV.

Recomendaciones

Creo que es el momento que alguno de los congresistas Economistas que actualmente se encuentran en el poder, pongan atención a esta alternativa.

Con esta propuesta, es factible identificar los productos fabricados para la población de menos recursos, bajo ciertos parámetros de precios y ubicación, como los uniformes y útiles escolares para los niños de las zonas más pobres de nuestra patria, por ejemplo exonerar del IGV a las zapatillas cuyo precio sea menor a S/.15.00.

Implementar la propuesta de Reducción del IGV y Suspensión del Crédito Fiscal para poder suspender el cobro dependiendo del artículo y el destino, condicionando que sea el consumidor final el obligado a abonarlo.

El tema es muy amplio, lo delicado es que no veo interés en aplicarlo, o es que realmente los que deciden son seres insensibles y no les importa.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Ovalo Gutierrez de Miraflores



 A principios del siglo XX, la actual zona del  Óvalo Gutiérrez, ubicada en los límites de los distritos de San Isidro y Miraflores estaba rodeado por haciendas agrícolas.
Residencia Esquina Av Espinar y Alameda Pardo
Fotografía Derechos Reservados
Una de ellas era la hacienda Santa Cruz, de la familia Gutiérrez; ciudadanos originarios de Lambayeque, cuya casa hacienda estaba ubicada donde hoy se encuentra la embajada de Brasil.
Fotografía Derechos Reservados
Dicha hacienda se extendía por todo lo que hoy es la avenida Santa Cruz desde el mar hasta las líneas del tranvía, por ello, cuando se urbanizó la zona se decidió bautizar el centro de la zona como Óvalo Gutiérrez, trazando los delineados de las calles, hasta quedar tal y como lo conocemos.

Realizando varias modificaciones, con la finalidad de preservar los montículos de terrenos, tanto los ubicados en San Isidro, cerca a la calle Pardo y Aliaga, como el de Miraflores (Huaca Pucllana), pues corresponden a restos arqueológicos.
Fotografía Derechos Reservados
Hacia la década de 1960, toda la zona ya estaba urbanizada, habiendo ubicado alrededor del Óvalo, una iglesia, una sala de cine, varios locales comerciales, así como viviendas.
Fotografía Derechos Reservados
  En la parte frontal del cine, existía una amplia pista donde los vehículos podían estacionar hasta en doble fila, durante el tiempo que durara la función,  y al momento de la salida nunca hubo algún inconveniente, debido a que los clientes esperaban pacientemente a los dueños de los otros vehículos, para poder retirarse.
Cine Alcázar - Fotografía Derechos Reservados
Al igual que delante de la iglesia, en la cual se formaban grandes grupos de vehículos que estacionaban en doble fila, tanto sobre el mismo Óvalo, como en las calles laterales, las avenidas Santa Cruz y Libertadores, la mayoría de los mismos vecinos.
Iglesia Maria Reyna - Fotografía Derechos Reservados
  El negocio de comida rápida, ubicado a un lado del pasaje Juana Alarco de Dammert, tenía una amplia playa de estacionamiento, por lo cual no era necesario interrumpir el tránsito del Óvalo.
Fotografía Derechos Reservados


La filmación del Ovalo Gutierrez del distrito de Miraflores, corresponde al año 1971, esas imágenes provienen de un resumen gráfico del señor Bernd  Zettel, el cual empleo para fines informativos, en el cual se aprecia una importante cantidad de áreas verdes y árboles, en especial en el Ovalo.



En el 1983, se habilitó un supermercado en el Óvalo Gutiérrez, lo cual desestabilizó el lugar, porque los vehículos que acudían a ese comercio, estacionaban alrededor del ovalo, por ello era muy difícil encontrar un lugar donde estacionar si se deseaba asistir al cine o a la iglesia.

En todo el óvalo se formaban largas colas para ingresar a la pequeña playa de estacionamiento del supermercado, y el resto optaba por dejar su vehículo en cualquier lugar. Como no tenían hora de salida, perjudicaba la costumbre de los asiduos a esos locales, los que desde hacía varios años, sabían que se retirarían de tal o cual establecimiento a la misma hora.

El acondicionamiento de varias salas de cine, produjo distintos horarios de ingreso, por lo cual, el problema de estacionamiento aumentó, y a pedido de los vecinos (está claro que siempre son los vecinos los que solicitan tal o cual obra, nunca es idea de los gobernantes); a mediados de la década de 1990, se decidió construir unos estacionamientos subterráneos.

Pero el problema específico no era por los cines ni el supermercado, el más interesado era el lucrativo negocio de los matrimonios. Es sabido que muchas damas, en especial entre los 18 y 23 años, creen que el momento más feliz de su vida es el día que se casan, es algo así como lograr un Premio Nobel, y por ello desean que todo el mundo las vea que consiguieron casarse de blanco e inmaculadas, aún tengan un embarazo de 5 meses y tal vez hasta que el hijo sea de otro, ¡no importa!, para ello contratan el local más grande y mejor ubicado para que dé cabida a la mayor cantidad de personas.

Ese día, a diferencia que cuando uno va al cine o al supermercado, las damas estrenan todo: vestido, maquillaje, cirugía y zapatos de taco, mientras más alto mejor, por ello el conductor del carro debe dar las todas las vueltas necesarias hasta lograr encontrar donde estacionar, porque la dama no desea ingresar sola a la Iglesi, aparentemente es de mala suerte.

Algunas veces, cuando no encuentra estacionamiento cerca, deja el vehículo donde puede y de ahí toma un taxi.

Por esa razón, la salida del estacionamiento subterráneo tiene salida directa a la iglesia, por la avenida Santa Cruz.

Por ello, no es para preocuparse por el edificio del negocio que realiza matrimonios ubicado en el Parque Central de Miraflores, nada le pasara ante la construcción de los estacionamientos subterráneos, es más, quizá sean ellos los que están invirtiendo en el proyecto.

Es sabido que por lo popular y tugurizado que se ha convertido esa zona del distrito de Miraflores, dicho negocio está siendo ignorado por las novias, prefiriendo otros distritos, por eso con el deseo que regresen los clientes, posiblemente hasta ha ideado construir dichos estacionamientos a los pies de novias e invitadas que podrán llegar a tiempo.

Considerando que los únicos feriados religiosos en nuestro almanaque pertenecen a esa agrupación, alguno ¿dudará? que ese negocio aún tiene el poder suficiente para continuar dominando a los pecadores.


jueves, 4 de noviembre de 2010

Seis postes que invaden las veredas


Otra razón que asegura que la función fiscalizadora del personal de la Municipalidad de Miraflores es deficiente, es que permite que se PLANTEN postes en medio de las veredas sin ningún criterio.

Probablemente esos funcionarios ahora ya manejan autos y no les interesa el peatón.

En la esquina de Enrique Palacios y Comandante Espinar hay “sembrados” seis postes, algunos repetidos, otros muy gruesos, y otros nadie sabe para que, que invaden dicha esquina.

Ninguna autoridad edil supervisa.





Más leídos la última semana

Parque Municipal de Barranco

Parque Municipal de Barranco

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Parque Las Americas

Parque Las Americas

Parque Rabin

Parque Rabin

Alameda Saenz Peña

Alameda Saenz Peña

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Más leídos del Blog

Saenz Peña

Saenz Peña

Calle José Galvez

Calle José Galvez

calle Rosario Distrito de Miraflores

calle Rosario Distrito de Miraflores