jueves, 25 de septiembre de 2014

Los aportes al FONAVI




Para obtener mi Bono de Reconocimiento debí entregar muchos de mis documentos originales a la ONP.  Durante casi dos años dicha institución se dedicó a revisar mediante unas inmensas lupas:
. Si la calidad del papel era de la época en la que figuraban las firmas,

. Si la tinta tenía la misma antigüedad,

. Si los sellos fueron confeccionados con las características de ésa época,

y sobre todo Confirmar que unos documentos coincidían con los otros, mis carnets originales del seguro, mis constancias de atenciones médicas, documentos guardados como “oro” durante más de 20 años, con el fin de algún día lograr mi jubilación.

Con la información obtenida, la ONP decidió aceptar que yo había aportado durante 235 meses consecutivos entre los años 1972 y 1992, y que mi Bono de Reconocimiento del año 1992 era equivalente a S/.60,000.

Pero también me informó que había considerado un promedio de sueldo mensual equivalente a S/.1, 450 para esos 235 meses, a soles del año 1992, a pesar de haber aportado en Sol de Oro, Inti, Inti Millón y Nuevos Soles.

Si a esos S/,1,450 le aplico la tasa del 4% del FONAVI (1% del empleado y 3% del empleador), calculé que en promedio han cobrado S/.58.00 mensuales, a precios del año 1992.

Esos S/.58.00 pagados a FONAVI a precios del año 1992, por los 154 meses trabajados representa un importe de S/.8,932.

Si a dicho monto le aplico el mismo factor que utilizó la ONP para calcular mi Bono de Reconocimiento (3.06) significa que el monto que debería recibir por concepto de FONAVI, al mes de marzo del 2011, alcanza la suma de S/.27,332.

Si fuera que sólo me corresponde el 1% aportado por mí, el monto a ese mes sería S/.6,833.

Sin embargo, el gobierno peruano pretende “devolverme” como máximo S/.1,800, pero en mi caso serían S/.1,540 por los 154 meses.

¿Dónde quedarán los S/. 5,293 de diferencia si fuera sólo mi aporte y los S/.25,792 si incluyera los del empleador?

Faltaría actualizar los datos a enero del 2015.



86

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Recital de Poesía en Barranco 2014


Tengo el agrado de invitarlos a mi Recital de poesía el día martes 23 de septiembre a las 8 pm.

Esa noche declamaré al menos 18 de mis poemas, y entre la declamación interactuar con el público conversando y recibiendo preguntas sobre "Cómo escribir un Poema de Amor“.

Dirección: Casa SHENAN. Pasaje Sánchez Carrión 181. Boulevard de Barranco
El ingreso es libre





"Fotografías de Barranco" Poema de Fátima Rodríguez Serra





39

lunes, 1 de septiembre de 2014

Playa la Herradura de Chorrillos



La playa La Herradura, era un lugar escondido por mucho tiempo para la población limeña.



Está ubicada al sur de la ciudad de Lima, en una de las laderas del Morro Solar, del distrito de Chorrillos.



Frecuentada por los nativos chorrillanos, debido a la presencia de diversas especies marinas, era ignorada por los nuevos pobladores, debido a que no existía una ruta de acceso.



Hasta que habilitaron un sendero para llegar a ella, y se volvió muy popular.



La forma del extremo del Morro, era inclinada, hacia el mar, distinta a la forma actual, que se ve como si fuera una línea recta casi al medio de la pendiente.



Sin embargo, los nativos habían encontrado la manera de llegar hacia el mar, para el cual necesitaban entre 15 y 20 minutos,  porque sabían sobre la fertilidad de las aguas, optando por caminar entre el cerro, a pesar que algunas zonas son de piedra, aunque requerían de más tiempo para llegar, a diferencia del sendero hacia las playas como Agua Dulce, para el cual no requerían más de 5 minutos..



La playa, era de arena fina y con impresionantes olas, pero los nativos no necesitaban llegar hasta esa zona, se quedaban a la altura del actual Salto del Fraile o donde se encuentra la Cruz; desde ambos lugares se observan senderos sobre las piedras que los conducían a la orilla, el cual, al parecer, eran de dominio de los pescadores.



A finales del siglo XIX, ante la presencia de muchos más pobladores en el pueblo de Chorrillos, las laderas al borde del cerro, actual Morro Solar, continuaron adecuándose para el tránsito peatonal, ya que hasta antes, los pescadores lo hacían por diversos senderos sobre y alrededor del cerro.



Fue entonces que más ciudadanos llegaron a la playa La Herradura, de casi un kilómetro de extensión, la cual comenzó a llamar la atención, por ello se decidió habilitar una ruta alterna para acceder de manera más sencilla.



Desde principios del siglo XX, esta playa, fue durante casi cien años, un excelente lugar para el veraneo, e inclusive para disfrutar en cualquier momento del año.



Fue porque a principios del siglo XX, que se decidió que una manera más rápida de llegar a la Herradura era construyendo un túnel, por ello la Compañía Nacional de Tranvía Eléctrico, decidió emprender ese proyecto.



Para construirlo, se dinamitó una parte del cerro, a la altura de la avenida Cipriano Rivas, vía transversal de la avenida Mariscal Castilla, siendo 208 metros de largo y aproximadamente 6 metros de ancho, con una altura mayor a los cinco metros, llegando hacia lo que sería bautizado como el Malecón de la Herradura.



Al parecer se decidió hacerlo en dicha calle, porque la anchura del cerro (Morro Solar) que separaba la zona, y al considera que se encontraba en declive, sería menos laboriosa la labor.



Fue así, que, a principios del año 1908, el túnel estaba concluido, habilitando la circulación del tranvía, en un horario que se iniciaba a las 8 am hasta las 6.30 pm.



Para el paradero final del tranvía, se construyó un terraplén, unos años después (dicho lugar fue utilizado por un puesto de la Guardia Civil).



como sólo existía un sendero de rieles, cuando todos los pasajeros descendían del tranvía, el maquinista debía modificar el sistema de llaves, para que éste regrese a la ciudad de Chorrillos, cambiando la posición de los asientos.



al lograr que el tranvía llegue hasta la playa La Herradura, aumentó a afluencia del público desde todas partes de la ciudad de Lima.



Paralelamente, se había habilitado un sendero empedrado al borde del acantilado, continuación del Malecón de Chorrillos, por ello era común caminar por el serpentín, siendo escoltado por la hermosa vista del mar.



El trayecto demoraba entre 15 y 20 minutos, utilizado por el personal que laboraba en los diferentes locales comerciales, pescadores, y público sin recursos para pagar el pasaje del tranvía.
Los establecimientos comerciales de La Herradura atendían hasta pasada la medianoche, en que ya no estaba disponible el servicio de transporta, por ello los empleados debían realizar ese trayecto : caminando.



Pero en el año 1912, la ruta del tranvía hacia la Herradura fue cancelada, porque el trayecto era poco rentable para la empresa, debido a que la demanda sólo era durante la época veraniega, disminuyendo el público que asistía a las playas durante todo el año, perjudicándose los negocios que atendían de manera permanente.



Por ello, la Herradura se convirtió en una playa elitista, porque sólo podían llegar aquellos que tuvieran disposición de movilidad propia, a diferencia de las Playas de Chorrillos, a las cuales era muy sencillo acceder.



Siempre han existido empresas que deseaban construir viviendas a las faldas del cerro, pero casi todos los proyectos fueron archivados, ya sea a finales de la década de 1910, por la Compañía Nacional de Tranvía Eléctrico, y otras, como del grupo Gremco, en la década de 1990.



Con relación a los negocios de la playa La Herradura, tanto en la zona inferior del cerro y otras a unos metros del mar, se habilitaron una serie de locales comerciales, inaugurados en la década de 1930, locales como “Palm Beach” (la cual tenía una piscina de agua salada).



Además de los locales como “El Nacional” y “El Suizo”, negocios muy concurridos durante todos los meses del año.



Mientras tanto, como la pesca artesanal continuaba en la zona, se construyó un muelle, para que todos los que desearan pudieran pescar, el cual permaneció hasta mediados del siglo XX.



A mediados de la década de 1950, fue construido el edificio de Las Gaviotas por la propuesta de don Manuel Montero, quien deseaba residir en un lugar cerca al mar.



Hacia la década de 1960, junto al edificio Las Gaviotas, se instaló el club Samoa, con curiosas barandas de cañas de bambú, siendo un lugar exclusivo, al parecer similar al club Waikiki de Miraflores.



La playa fue el lugar preferido para el veraneo, a pesar de los problemas para llegar a ella, debido también a que no existían muchos lugares aptos para el estacionamiento en la zona de la playa, y porque los lugares frente a los locales comerciales, eran separados para los clientes.



Pero aún así, miles de veraneantes encontraron en la playa La Herradura, el mejor lugar para ostentar.



En la década de 1980, y debido al deseo de un alcalde del distrito de Chorrillos, de habilitar un sendero hacia la playa La Chira, produjo algún malestar entre los concurrentes y residentes de la Herradura, porque los dinamitazos provocaron que se pierdan muchos metros de playa, e inclusive, que deteriore los cimientos del edificio Las Gaviotas.



Hacia la década de 1970, empezaron a transitar la línea de buses, pero solamente durante los meses de verano. Y cerca al túnel, había un circuito de Chachi Karts, adecuado a finales de la década de 1950, circuito que duró hasta mediados de la década de 1970.



También había un campo de tiro, administrado por el ejército peruano, de uso libre para todo aquel que deseara practicar, pero también lugar donde se observan extraños eventos, por haber sido uno de los puestos de combate de la Batalla de Chorrillos, del 13 de enero de 1881.



Hasta la década de 1980, se podían ver los restos del barco pesquero inglés de nombre Caplina, hundido en el año 1963, lo que más sobresalía era el mástil, quizá ese fue motivo de nombrar a ese sector de la playa.



En el año 1984 se amplía el túnel de la Herradura a dos carriles, con el deseo que también sea de ida y vuelta, incluyendo veredas a ambos lados y un sistema de iluminación, que hacía que estuviera visible todo el trayecto durante las 24 horas.



Existen muchas otras historias sobre esta hermosa playa, que estoy segura recordaran aquellos que lean mi artículo.



 Si desean enriquecerlo con algún recuerdo, siempre será bienvenido.


Un antiguo mapa de la zona


Fotografías obtenidas de archivos propios y del internet.
Algunas fotografías han sido retocadas.



Puente Tenderini en Chorrillos

Malecón de Chorrillos siglos XIX y XX

Sendero a las playas de Chorrillos en los siglos XIX y XX

Playas de Chorrillos en los siglos XIX y XX

Playa la Herradura de Chorrillos

89



Más leídos la última semana

Parque Municipal de Barranco

Parque Municipal de Barranco

Parque Las Americas

Parque Las Americas

Más leídos del Blog