domingo, 3 de diciembre de 2017

Parque del Amor en Miraflores



El área ubicada en el acantilado derecho del Malecón Balta, que durante muchos años fue un terreno baldío, empezó a embellecerse a mediados de la década de 1960, tiempo antes de la construcción del puente Villena.

Puente Villena en construcción - al lado se observan las áreas verdes
Fotografía Derechos Reservados

Al entregar el nuevo puente Villena a la ciudad, la zona empezó a tener un mayor tráfico vehicular y peatonal, convirtiéndose en un área más concurrida.

Vista Panorámica donde se observa un parque con áreas verdes, junto al Puente Villena
Fotografía Derechos Reservados

Las fotografías de aquella época demuestran que las áreas verdes de aquel pequeño parque, estaban muy bien cuidadas.

Fotografía del artista Cesar Campos

En dicho parque y muy cerca al acantilado se había colocado la escultura del artista plástico Cesar Campos.

Fotografía del artista Cesar Campos

Pero por lo solitaria de la zona, aún no había captado el interés de los vecinos en edificar sus viviendas.




Hacia la década de 1980, y a  unos 300 metros del puente Villena, se inauguró el parque Raimondi, el cual era una pequeña zona con un curioso monumento, algunas bancas y áreas verdes.



Por esos años, esas dos zonas eran los únicos lugares con áreas verdes en todo el solitario malecón Cisneros, quizá ese fue el motivo que la zona empezó a ser el centro de reunión de los enamorados, porque además de admirar el mar, se aprecian unos hermosos atardeceres.



Un dato que formará parte de la historia del Malecón Cisneros y de ambos parques, es que entre los que más frecuentaban la zona, eran las empleadas domésticas de los hogares miraflorinos, que curiosamente, tenían una relación con personal subalterno de las fuerzas armadas.



Por aquella época, parecía que no existían las leyes laborales para el servicio doméstico, y aparentemente sólo tenían unas horas para salir a pasear, porque alrededor de las 10 de la noche, ambos parques lucían vacios.



Todos los malecones, siempre han sido frecuentados por toda clase de personas, no deseo centralizar el tema en un solo grupo humano, pero en el caso del diseño de la escultura y del parque, quizá tenga un motivo.


A principios de la década de 1990, el alcalde miraflorino en ejercicio, deseaba ampliar su base de votantes, con el deseo de postular para el cargo de la capital, por ello, acostumbraba realizar fiestas, donde invitaba a venir a Miraflores, a todos los ciudadanos de la ciudad de Lima.

Quizá por esa razón, y considerando que la zona junto al Puente Villena, ya era frecuentada por miles de enamorados, creyó conveniente renombrarla, con el nombre de "Parque del Amor", el 14 de febrero de 1993.



Algunos comentarios afirman, que trató de imitar al parque Güell de Barcelona, diseñado por Gaudí, relatos sin fundamento, porque el parque Güell tiene un aspecto muy ordenado y siempre está bien cuidado; diferente al parque del Amor, que tiene un piso de tierra y piedras que dificulta el caminar, senderos de madera con los clavos visibles, y que gran parte del mobiliario se encuentra gastado y roto desde hace años, además de estar ubicado en una pequeña área.


Un detalle censurable, fue retirar la escultura del artista Cesar Campos, cuando pudo dejarla en algún lado del parque (además, se ignora dónde la reubicaron), para colocar una escultura atípica, de 12 metros de largo por 3 metros de alto, donde se observa a una pareja (hombre y mujer), recostados y besándose; inspiración del artista que lo creó.

Mención aparte, merece un comentario del artista, pues da a entender una pésima administración edil hacia los parques y jardines:

“… nos fuimos a dar una vuelta por los acantilados, empezamos a buscar el espacio, de pronto llegamos a un lugar donde había una escultura abandonada de mi amigo Campos. Alrededor estaba sucio, ¡parecía un basural!” (*).


Este pequeño parque, está rodeado de jardines (cuyas flores son reemplazadas cada tres meses), tiene un hermoso decorado en una fila de palmeras, es uno de los lugares más visitados de la ciudad de Lima, en especial por los recién casados, quizá por la maravillosa vista al mar, o por algunos mitos.



En los laterales, se han colocado muros de aproximadamente un metro de altura, de forma ondeada, revestidos con mayólicas de colores, habilitando pequeñas ventanas, como para admirar el panorama a través de ellas. En esas mayólicas, se han escrito versos de diferentes poetas, muy pocos con temas románticos. De casi 80 poetas, sólo 7 son damas.


El Parque del Amor, tiene habilitados servicios higiénicos, y un pequeño kiosko de productos para comer y algunos recuerdos miraflorinos.
 

 (*) Fuente: Víctor Delfín: "El día que deje de amar me muero" (La historia del Parque del Amor). Entrevista de María Fernández Arribasplata. El Comercio, 13 de febrero de 2013.
http://elcomercio.pe/blog/huellasdigitales/2013/02/victor-delfin-el-dia-que-deje



101

Más leídos la última semana

Parque Municipal de Barranco

Parque Municipal de Barranco

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Parque Las Americas

Parque Las Americas

Parque Rabin

Parque Rabin

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Saenz Peña

Saenz Peña

Más leídos del Blog

Calle José Galvez

Calle José Galvez

calle Becerra Distrito de Miraflores

calle Becerra Distrito de Miraflores