lunes, 15 de octubre de 2007

Bajada de los Baños de Barranco




La Bajada de los Baños, fue construida a finales del siglo XIX, como un camino, para acceder a la orilla del mar, debido a que la ruta original fue clausurada.




El principal camino hacia el mar de los nativos barranquinos, estaba ubicado entre las calles Abregu y Sucre, razón por la que el escudo del distrito muestra esa vista en el momento del atardecer.





Esa ruta, fue cerrada para colocar un pedestal con una cruz de madera, por un mito sobre ciertas visiones, que nunca pudo ser comprobada, sobre la supuesta aparición de una cruz luminosa, justo sobre uno de los taludes laterales de la calle Abregú, y con ese pretexto, se construyó una capilla de una orden religiosa.





Tanto la quebrada Bajada de los Baños, con la de las calles Abregú/Sucre, eran unas antiguas rutas por las que originalmente pasaba el río para llegar al mar. Sin embargo, la de la Bajada de los Baños, era demasiado inclinada, y no tenía un sendero seguro por existir una pendiente de casi 90 grados, cuyo destino eran grandes montículos de rocas; por ello los pescadores y pobladores de la zona, preferían usar el camino por la calle Sucre/Abregu.





Además la profundidad de la quebrada de la Bajada de los Baños, era mucho mayor, producto del mayor fluente de varias acequias provenientes del río Surco.




Con sólo mirar la forma de los acantilados, es obvio apreciar que la zona tenía una hendidura propia de los cauces de los ríos.





Con el tiempo, esa quebrada, fue poblándose con pintorescas casitas fabricadas con caña, madera y barro, en la cual habitaban los pescadores, comerciantes y personas de condición humilde; porque el lugar era conveniente, sobre todo para los pescadores, que deseaban vender sus productos, al situarse cerca del antiguo mercado de Barranco, ubicado en la calle Domeyer, a unos metros de la avenida Grau.





Toda esa zona carecía de algún tipo de servicio de agua, ni existían ni pozos ni molinos, por ello para acceder a ella, los pobladores debían descender hasta la orilla del mar, y proveerse del agua de los chorrillos que brotaban de las laderas.





Hacia finales del siglo XIX, empezaron construirse elegantes mansiones renacentistas veraniegas en las calles Ermita, Abregu, Sucre, Domeyer y a principios de la misma Bajada de los Baños, a unos metros del mercado.




Por esos años, se edificó el Puente de los Suspiros, para unir los extremos de las quebradas de la calle Ayacucho y Abregú, cuya longitud inicial fue de 44 metros, 8.5 metros de alto y 3 metros de ancho, fabricado exclusivamente con tablones de madera.





Una mansión renacentista en la calle Ermita

Puente de los Suspiros en Barranco


Más leídos la última semana

Parque Municipal de Barranco

Parque Municipal de Barranco

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Parque Las Americas

Parque Las Americas

Parque Rabin

Parque Rabin

Alameda Saenz Peña

Alameda Saenz Peña

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Saenz Peña

Saenz Peña

Más leídos del Blog

Calle José Galvez

Calle José Galvez

calle Rosario Distrito de Miraflores

calle Rosario Distrito de Miraflores