viernes, 30 de noviembre de 2012

Editoriales disfrazadas de Poetas

En el año 2008 empecé a dar a conocer mis obras poéticas, mediante intervenciones en recitales de poesía, de manera presencial y mediante los medios virtuales. A los pocos meses, interrumpieron en mi camino muchas editoriales que aseguraban que me darían la oportunidad de imprimir mis obras.

Lo curioso fue que los responsables de dichas editoriales eran “consagrados” poetas, que parece encontraron una forma de ganarse la vida, dado que la poesía no les ofrecía mayor éxito.

La mayoría de dichas editoriales, son negocios fantasmas, que no están registradas en los organismos pertinentes, nada invierten en cultura, aparentan ser muy cotizadas gracias a sus contactos nunca por sus publicaciones, y sólo llenan su ego y bolsillos con el dinero del verdadero poeta o escritor, que está ansioso por trascender.

Esas editoriales te endulzan sólo si el escritor asume la inversión, de lo contrario tratan de ofenderte asegurando que tus escritos no son aptos para ser publicados, argumentando que “el comité editorial ha optado por sugerir no editarlo, porque observan que los escritos no parecen tener una poética sólida en su estructura”. Cuando el comité editorial está formado solamente por ellos.

Pero cuando, por el deseo de ver tu obra publicada, aceptas al chantaje del editor, quien asegura que gracias a sus revisiones podrá estar apto, debes abonar alrededor de S/.4,500 (US $ 1,500) por un mínimo de 500 ejemplares, asegurando que se encargaran de la revisión total del texto, realizaran sugerencias, definirán el texto para que pase al corrector, así como la diagramación, el diseño de las carátula, los trámites de ISBN, el depósito legal, las notas de prensa, distribución y presentación, asegurando que la calidad de impresión será la mejor, así como los acabados, hechos que pocas veces cumplen.

La repartición de la edición es del 80% para el autor, mientras que el 20% restante queda con ellos, para temas de registro y promoción, lo cual significa 100 libros, conociendo los trámites normales así como los medios de prensa que promocionan obras no creo que se requieran más de 30 ejemplares, sin embargo, con el resto realizan aparentes obras de bien social regalando dichas obras a las bibliotecas de ciudades marginales o en eventos, ¡siempre con dinero ajeno!.

El escritor decidirá cuál cantidad se distribuirá en librerías, negocios que colocaran la obra en algún rincón de su almacén, con esto la editorial se desentiende del tema, para buscar a otro cliente. Al cabo de 3 ó 6 meses, el escritor descubre que no ha vendido ni un solo ejemplar, y a nadie puede reclamar, porque era su misión hacerse conocido para vender.

Pero cuando se les hace algún comentario sobre su indiferencia hacia el escritor, esos editores se hacen los ofendidos, y prácticamente te colocan una cruz, evitando que participes en las actividades, dado que no le representas ningún beneficio económico.

Como una profesional en Economía, que espera sea exitosa la comercialización de todos los bienes y servicios, he detectado que en los últimos años los escritores de poesía tienen una venta limitada, por ello he revisado uno a uno a las decenas de editoriales fantasmas, para identificar a los protagonistas que engañan a los escritores, disfrazados de poetas. Si desean evitar estafas, simplemente busquen el nombre de dicha editorial en los registros de la Sunat.

Debo anotar que existen otros promotores culturales, que de una manera consciente, y sabiendo que el nivel de ventas no superará los 50 ejemplares, recomiendan un tiraje máximo de 200, y además, tampoco endulzan al escritor con la aparente cobertura en prensa, que se sabe, no existirá.

El artículo ha sido confeccionado gracias a la vivencia de muchos escritores y poetas.

32 comentarios:

  1. Muchas veces confiamos en las personas que nos dicen que nuestras obras serán importantes y que todo el mundo las leera y al final resulta que nadie sabe que hemos escrito algo, solo la familia, no se si es cierto que el peruano no lee, sino la feria del libro no tendría tanto público, pueden ser otros motivos, como la falta de difusión.
    Gracias Fátima por tus artículos
    Jorge Céspedes

    ResponderEliminar
  2. La informalidad está por todas partes, quien se formaliza esta siempre amenazado por la Sunat, tanto los fabricantes de sopa como las editoriales, asi es nuestra patria, debemos acostumbrarnos.

    ResponderEliminar
  3. Maria Isabel Gutierrezdiciembre 03, 2012

    Gracias por informar, lo peor es que después desaparecen y uno no tiene donde encontrarlos.

    ResponderEliminar
  4. Y todavía hay cosas detrás de esos hoyuelos que publicitan las editoriales,
    cuyo fin es ganar batalla económica, que por lo cultural.
    No sé si vendrán mejores tiempos con el tema que antes editar un libro y
    publicarlo era lo máximo. En estos tiempos en que la tecnología ha revolucionado
    las formas de edición, es otro problema. Tiene efectividad y a la vez es
    rotundamente informal, pues es vía la revista virtual.
    Pero tu escrito Fátima es 100% poderoso, te felicito de todo corazón.
    Saludos Pepe

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la importante información y mis mejores deseos de éxito, Fátima!

    ResponderEliminar
  6. Celia Luz F.diciembre 03, 2012

    Fátima, es verdad lo que escribes, además con la consabida frase:"Los libros de poesía, en Perú, no se venden, se regalan", impulsamos de alguna manera que así sea. En mi condición de escribir poesías, que me place sobremanera y declamar a otros POETAS,(diciendo nombre del autor, título y nacionalidad), por lo menos hay que unirnos y lograr un objetivo, que no nos sigan mintiendo, que el arte no entre en degradación, por falsas editoriales que solo les interesa lucrar con el poeta que su única ambición es publicar y trascender, (pero en el buen sentido de la palabra). Esto es un negocio de las Editoriales disfrazados de poetas, porque una vez que te entregan los textos, la editorial se retira y no te apoya en nada, libros entregados, cuenta cancelada y hasta nueva oportunidad. Evaden todos los impuestos y nadie les dice nada, TODO ESTO NO ES MÁS QUE UNA FALTA DE RESPETO, A LA DINGNIDAD, AL ARTE Y A LA POESÍA EN SÍ, que es la madre de todas las artes y de la vida misma, porque la vida es poesía, cada día un verso, no sabemos qué escribiremos al día siguiente y al final de nuestros día tendremos quizá el poema mejor escrito, el poema esperado.
    Hacemos un llamado a todos los que cultivamos el arte de la palabra, que no nos mientan, porque muchas veces damos lugar a que estas "Editorales disfrazados de Poetas" sigan existiendo.
    Fátima admiro tu tenacidad y entrega en bien del arte.
    Celia Luz

    ResponderEliminar
  7. Yo caí en las manos de una editorial, felizmente hice pocos ejemplares, pero nunca me cumplió con la presentación y menos con la publicidad en la televisión, claro que estoy contento de haber publicado, pero me hubiera gustado que tuviera mayor difusión. La mayoría las regale a mis amigos. Era una novela de ficción.
    Ya mejor no digo cual fue, está en esa lista.
    J.J. Castillo.

    ResponderEliminar
  8. Hace poco estuve en una feria en el Parque Washington con muchas editoriales, todas te apoyan y quieren ayudar a editar, pero con la tuya, es normal
    Algunas no cobran tanto, otras orientan, no todo esta mal, x ejemplo para los fanzines esta bacan, xq casi todo es fotocopia, depende del material x eso es caro, hay q ver la parte positiva.

    ResponderEliminar
  9. No todo es malo, ni el gobierno ni nadie nos orienta como publicar un libro, y si una tiene que pagar debe pagar, ellos te orientan y ayudan, es el destino de todos los humanos, tener un hijo, plantar un árbol y el ansiado libro.
    No hay que ser tan negativa.
    Maria Luisa Hustinov

    ResponderEliminar
  10. No lo deseo pero cuando te mueras y ya no constituyas una competencia indeseable te reconoceràn amiga, yo si te leo te vel y me roecgosijo con tus obras, son demasiado finas para la vulgata

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad lo que escribe la amiga, cuando uno se muere recién lo extrañan

      Eliminar
  11. Carmen Rosa M.diciembre 03, 2012

    De poco sirve el registro, muchas personas dicen poemas ajenos sin mencionar el título ni el autor real, y cuando se les aclara, insisten que son de ellos. Tendría que grabarlos para denunciarlos. Algunos incluyen versos ajenos en sus poemarios, también es muy difícil identificarlos, es cuestión de principios.

    ResponderEliminar
  12. Todo esto es un negocio, las editoriales publican los escritores escriben, el problema es cuando no se dice la verdad.

    Que hay editoriales fantasmas, como en todo lado, en el Perú, todo el mundo es ilegal, sacan pecho por tal o cual firma y a la hora de la hora no están registrados, no tienen RUC, te dicen que te dan una factura más IGV porque la tienen que comprar, y con la disculpa que los libros no pagan IGV nunca te dan nada.

    Hay varias señoras que son poetas, y reconocidas, pero que no manejan ninguna editorial sino que tienen una imprenta, pero suena más bonito con editorial.

    Con esa lista que has colocado te vas a ganar algunos pleitos, pero si como dices tienes las impresiones de la SUNAT, nada tienes que temer.

    Felicitaciones por tus publicaciones, siempre valientes e interesantes.

    Saludos. Charo

    ResponderEliminar
  13. Vale la pena este artículo, lo compartiré, porque también sucede con las empresas que enseñan teatro y música, te aseguran que participaras en un evento donde asistirá mucha gente, y podrás darte a conocer, te venden al menos 10 entradas, a un precio que no es barato y luego resulta que solo fueron los familiares de los alumnos.
    Una estafa cantada.
    Gracias por tu artículo, como dice alguien, te vas a ganar enemigos, porque a los abusivos no les gusta la verdad.
    Jose Miguel Zevallos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual se da en los modelos de pasarela, al final solo va tu familia y nunca aparece ningún promotor ni agente.

      Eliminar
  14. Hola Fatima muy acertado lo que dices efectivamente son poetas disfrazados como dices la mayoria de dichas editoriales son negocios fastasmas
    y percibo una verdadera estafa al poeta y hasta se valen de sus poemas del verdadero poeta que está ansioso por surgir tienes toda la razón un abrazo tu amiga
    Carmen

    ResponderEliminar
  15. hola Fatima lei tu carta referente a ciertas editoriales, pero para q buscar desconocidas q nos puedan engañar, mejor es confiar nuestras obras a nuestro gran amigo Jose Beltran
    ya nos veremos personalmente en estos dias para conversar mejor! besos

    ResponderEliminar
  16. Fatima Rodríguez Serra, No existe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracioso el Anónimo, él si existe para escribir que la que postea este blog no existe, si fuera valiente, sea hombre o mujer, colocaría su nombre, foto, DNI y hasta su RUC.
      Quizá está entre los que tienen las editoriales fantasmas y se la pasan estafando a cuanto escritor quiere publicar.
      Total si Fátima no existe normal, ella no le saca la plata a nadie.
      Le estoy dedicando mucho tiempo a un fantasma seguro con editorial fantasma.
      Angelica

      Eliminar
    2. Seguro que el Anónimo si existe, por acá casi todos somos Anónimo.
      Anónimo

      Eliminar
  17. Gracias por la información Fátima. Conozco también sobre estos buitres porque a mi me ha pasado igual, por eso edito mis propios libros con mi propios medios económicos, juntados sol a sol.
    Cariños,
    Gabriela

    ResponderEliminar
  18. Felicidades por esta investigacion. Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Estas editoriales fantasmas, son iguales que los gasfiteros, carpinteros y todos aquellos que te piden plata para hacer un trabajo y nunca lo terminan, lo hacen mal o cuando les sale otro trabajito.
    Clarito se nota que muchas editoriales empezaron con ganas de poner todo su esfuerzo, pero que se quedaron en el camino utilizando el nombre, en la lista hay no ubicados, no válidas, suspendidas y muchas que ni siquiera se registraron, así estamos en el Perú informal, donde todos hacen lo que les dá la gana, sobre todo evadiendo impuestos.
    Pero jugar con los sentimientos de quienes quieren publicar sus obras que con tanto esfuerzo escriben, está mal, porque después el escritor no puede registrar en la Biblioteca Nacional pues no tiene la información completa sobre el editor, y menos en Indecopi.

    Gracias Fátima por alertarnos ante tanto mentiroso.
    Angelica

    ResponderEliminar
  20. TE FELICITO FATIMA. pero no te pelees con algunos pues todos se pondrán de acuerdo para no invitarte a recitales, congresos, encuentros artisticos, municipios, ayuntamientos, colegios, viernes poeticos, y la bohemia de los bares del peru y balnearios mas pueblos jovenes. Fijo que ya no te invitaran a los festivales de poesia de lima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que escribe, parece que la cruz se la pusieron hace tiempo, del 2008 hasta ahora son casi 5 años, y a pesar que ella recita muy bien, casi nunca la invitan, no creo que sea por su comentario, creo que es porque recita de memoria un montón de poemas, mientras que la mayoría que siempre está por todo lado, parece que se están confesando.
      Yo la ví una noche en un local en Barranco, se nota la diferencia.

      Eliminar
  21. Es muy difícil publicar, siempre tiene que ser con nuestro dinero, pero por ahí aparecen algunos editores que nos endulzan tanto que a veces caemos y después nos quedamos con todos los libros, pero nos sirve para regalarlos en navidad.

    ResponderEliminar
  22. Meterse con editoriales fantasmas es lo mismo que comprar en ambulantes

    ResponderEliminar
  23. Con las disculpas del caso a los amigos poetas... pero el problema es que confunden las cosas. En Perú son pocas las editoriales que existen, esto es, aquellas que apuestan por un autor, invierten su dinero y claro, lo promocionan y difunden, en tanto su inversión está en juego. Lo que existe en Perú, y no está mal, son servicios editoriales, lo que en otros países se llama "autopublicación asistida". La labor de estas editoras es simplemente publicar tu libro; la difusión o promoción e incluso la distribución es opcional, en realidad no deberían incluirla como parte de su labor y tampoco los autores deberían creer que la tendrán porque no forma parte del paquete.
    Me pregunto yo, ¿por qué no optan por la edición digital? La verdad y discúlpenme otra vez, los autores en el fondo quieren tener un objeto tangible entre manos y ahí empieza todo el proceso de estafa. EDITEN EN DIGITAL!!!!!

    ResponderEliminar
  24. Con las disculpas del caso a los amigos poetas... pero el problema es que confunden las cosas. En Perú son pocas las editoriales que existen, esto es, aquellas que apuestan por un autor, invierten su dinero y claro, lo promocionan y difunden, en tanto su inversión está en juego. Lo que existe en Perú, y no está mal, son servicios editoriales, lo que en otros países se llama "autopublicación asistida". La labor de estas editoras es simplemente publicar tu libro; la difusión o promoción e incluso la distribución es opcional, en realidad no deberían incluirla como parte de su labor y tampoco los autores deberían creer que la tendrán porque no forma parte del paquete.
    Me pregunto yo, ¿por qué no optan por la edición digital? La verdad y discúlpenme otra vez, los autores en el fondo quieren tener un objeto tangible entre manos y ahí empieza todo el proceso de estafa. EDITEN EN DIGITAL!!!!!

    ResponderEliminar
  25. Hay algo que deben tener claro: todos los que dicen haber sido estafados.. en realidad nunca tocaron las puertas de una editorial.. sino de una empresa de servicios editoriales. A diferencia de una editorial, que convierte tu manuscrito en libro, además de promocionarlo y distribuirlo, los servicios editoriales únicamente te ayudan con TU TAREA DE AUTOPUBLICACIón. Por lo tanto, la promoción y distribución es opcional. Allí empieza el problema que involucra la poca seriedad de quienes te dicen que van a hacer lo que no les toca y la ingenuidad del autor que piensa que una persona que llevará su libro a imprenta lo convertirá en un ser famoso, o siquiera medianamente conocido, al margen de su obra.

    ResponderEliminar
  26. Lo que llamó mi atención fue que pensara en las editoriales, que cobran por publicar hasta cinco veces el costo de cualquier publicación.
    Varias de esas “famosas editoriales” se me han acercado a proponerme que edite con ellos mis poemas, sin saber que como Economista he calculado el Punto de Equilibrio Económico y los Costos de Edición a varias imprentas.
    Aademás es normal que nadie en una primera o segunda publicación venda más de 100 ejemplares, pero las ”famosas editoriales”, que son las que más se quejan que el gobierno no las apoya, insisten en publicar 500.
    Ese es su negocio, muchos de sus propietarios se disfrazan de poetas para llegar a ellos y convencerlos en publicar, con el beneficio de la supuesta exoneración del IGV y tantas otras medias verdades.

    ResponderEliminar

Más leídos la última semana

Parque Municipal de Barranco

Parque Municipal de Barranco

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Parque Las Americas

Parque Las Americas

Parque Rabin

Parque Rabin

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Saenz Peña

Saenz Peña

Más leídos del Blog

Calle José Galvez

Calle José Galvez

calle Becerra Distrito de Miraflores

calle Becerra Distrito de Miraflores