jueves, 24 de diciembre de 2015

Fuegos artificiales y vecinos asesinos



Un 24 de diciembre, alrededor de las 9 pm., desde la calle Ramón Zavala, avizoré algo extraño que se acercaba, similar al foco de una bicicleta por lo tenue, pero por la velocidad se notaba que era otra cosa, resultó un cohete de pólvora encendido que atravesaba de manera horizontal, en medio de la pista a un metro de altura, cruzando la calle Berlín y dirigiéndose a la avenida Pardo.

Si ese cohete hubiera impactado en el cuerpo de alguna persona que cruzaba la pista, definitivamente lo hubiera quemado y quizá hasta destrozado, si hubiera sido un niño.

No sé si el cohete impactó en algún auto o alguna otra persona que por ahí caminaba, pero no es la primera vez que aprecio ese tipo de comportamiento “asesino” de parte de los vecinos miraflorinos o de cualquier otra persona, en otra ocasiones he visto que en vez de lanzarlos al aire (vertical), lo dirigen hacia la calle (horizontal).


Comentarios de vecinos, argumentan que los que revientan fuegos artificiales son personas de otros distritos, tema que no es cierto, pues delante de mi casa, en la cuadra 10 de la calle Berlín, la noche del 31 de diciembre y hasta casi la madrugada,  decenas de vecinos se dedican a destrozarnos los tímpanos sin que ninguna autoridad se acerque a advertirles, a pesar de existir más de 20 vehículos estacionados en la zona, con el peligro de un incendio.

Los ciudadanos con conciencia cívica que sean testigos que sus vecinos están destruyendo nuestra tranquilidad, deberíamos captar fotografías de ese momento y luego denunciarlos a las autoridades con las pruebas para que les apliquen las multas. Pero el problema en el distrito de Miraflores radica en que si está permitida la pirotecnia, si esta es autorizada, y es un poco difícil determinar si lo explotado es legal o ilegal.  En  el distrito de Miraflores sólo están prohibidos los pirotécnicos NO AUTORIZADOS, los autorizados pueden reventar libremente. ¿Quién supervisa si está autorizado?






¡Felices fiestas!






Fotografías encontradas en la web.
Derechos de autor © Disney

viernes, 18 de diciembre de 2015

Educando al ciclista


Si las autoridades a todo nivel, tuvieran el real deseo de fomentar el uso de las bicicletas para ir laborar, estudiar, compras, etc., en cada ocasión que convoquen a un paseo ciclístico, deberían destinar tiempo y esfuerzo, además del dinero de los contribuyentes, en repartir información sobre las normas de tránsito para el ciclista, y aprovechar para educar, vez de destinar fondos en afiches, pancartas, polos y tonterías que van a la basura.

Soy testigo que en más de 40 años usando la bicicleta para ir a laborar y participar en muchas actividades ciclísticas, nunca me han entregado un sólo volante informando sobre las normas de tránsito del ciclista.

Debido al poco interés en enseñarlas, la mayoría de ciclistas y público en general, las ignoran.

Pero el inconveniente tiene nuevos protagonistas, porque además del aumento de población que camina, los patinadores y skaters también se han hecho dueños de las veredas, lo cual la ha convertido el área peatonal en una zona muy peligrosa.
En ciudades, donde las autoridades se hacen respetar y respetan a los vecinos que los eligieron, se permite el uso de las bicicletas en ciertas veredas a determinadas horas, de lo contrario, el ciclista deberá caminar con la bicicleta al lado.

Lima es una ciudad con casi 10 millones de habitantes, alrededor del 30% de hogares tiene una bicicleta, sin embargo sólo el 0.8% la usa como medio de transporte para ir a trabajar y/o estudiar. Ellos tienen poco tiempo tienen para realizar algún tipo de demanda en pro de lograr adecuadas ciclovías, sin embargo los que la utilizan como deporte si podrían participar activamente en esa campañas.

Bicicleta
Automóvil
Motos
Mototaxi
Camión
29.95%
16.54%
1.50%
3.30%
0.50%

Algunas de las recomendaciones son:

• Informar por cuál carril circular
• Las señales de tránsito que se deben hacer para girar, estacionar o detenerme.
• Quién tiene la preferencia en cada intersección.
• La distancias de lado y frontal entre un vehículo mayor y una bicicleta.
• La recomendación de utilizar prendas claras durante la noche
• Colocar un timbre.
• Colocar focos intermitentes para las noches o madrugadas, entre otros.


Los ciclistas no aparecen en las encuestas de los deportistas

En una encuesta publicada en un diario local, se asegura que el 55% de los residentes en la ciudad de Lima tienen algún interés por practicar deporte entre dos y tres días a la semana.

Un 39% practica fútbol (o mini fútbol debido a que no hay tantas canchas reglamentarias sino simples lozas de cemento) una vez a la semana.
Un 27 % se dedica a correr tres veces a la semana y en promedio 5 km.
El 17% asiste al gimnasio al menos dos veces a la semana durante una hora
Un 8% practica vóley una vez a la semana (la mayoría mujeres)
El 4% camina dos veces a la semana, alrededor de dos kilómetros.
Otro 5% practica la natación también dos veces a la semana.
Y ni un sólo porcentaje para el ciclista.

Las personas encuestadas eran menores de 45 años.

A su vez yo realicé otra encuesta entre mis familiares y amigos de mis barrios (Barranco y Miraflores), repartí más de 150, pero sólo respondieron 34. Sin embargo como conozco a todos, decidí realizar mi análisis mediante la observación y el recuerdo. 

Estoy agrupando mi análisis actual con los de la época en que teníamos entre 25 y 45 años, rangos similares a los de la encuesta pero sólo pensando en la bicicleta.


De las 150, entre las décadas de 1970 al 2000, 16 usábamos la bicicleta, 13 como deporte de fin de semana y de ellas sólo 3 como transporte eventual. Los últimos 15 años el uso de la bicicleta se redujo a 3 como deporte y 1 para deporte y transporte.

¿La razón?, en el pasado las calles de ambos distritos eran casi solitarias, era sencillo desplazarse, y existían pocos vehículos de servicio público. Los últimos años: no hay rutas para transitar con seguridad, las ciclovías son demasiado peligrosas, pocos respetan al ciclista, las pistas están demasiado rotas, es muy difícil encontrar donde dejarla estacionada con confianza, además de los detalles propios de la edad.

En esos mismos barrios, casi el 90% de las familias tiene al menos una bicicleta, lo que equivale a más de 100,000 bicicletas, pero no vemos esa cantidad de vehículos en nuestras calles ni avenidas.

El tema se ha agudizado con el incremento de la población de patinadores de todas las modalidades, que invaden tanto las pocas ciclovías como las veredas. Patinadores que no son educados por ninguna autoridad municipal ni estatal, porque simplemente no les interesa, así como nunca han educado a los ciclistas.

Lamentablemente son décadas que escucho a las autoridades pagadas por nosotros, decir que la bicicleta es un medio alternativo de transporte, y destinan miles de recursos para que aparentemente ello suceda, y el uso de la bicicleta como medio de transporte o de deporte, ni siquiera figura entre las encuestas de los deportistas.

Ciclovías de Lima


Distrito
Ciclovia
Extensión
Callao, Bellavista y Cercado
Av. Colonial
9.25 km
Los Olivos y San Martín
Av. Universitaria
10.30 km
Miraflores
Av. Arequipa
Malecón
6 km
5.4 km
Jesús María, Lince y San Isidro
Av. Salaverry
4.80 km
Los Olivos
Av. A. Mayolo / Av. Las Palmeras
3,22 km
San Miguel y Magdalena
Costa Verde
3.50 km
San Borja
Circulo Pentagonito
3.45 km
Villa el Salvador
Av. Pastor Sevilla y 200 Millas
6.10 km
Pueblo Libre
Av. Mariano Cornejo
2.10 km



jueves, 10 de diciembre de 2015

Calle Ramon Ribeyro de Miraflores



La zona de la urbanización San Antonio, del distrito de Miraflores, hasta principios de la década de 1930 formaba parte de los terrenos de la Hacienda Armendáris, La Palma, y Tejada, bautizada como la urbanización Pinganilla.



Toda esa zona se empezó a urbanizar a principios de la década de 1930, proceso que se desarrolló en varios años.



Por esos años, la nueva Urbanización San Antonio, ya tenía algunos lotes ocupados pero la mayoría aun eran terrenos sin construir.



Por esos mismos años, ya estaban delimitadas los senderos de las calles Ramón Ribeyro y Mariano Odicio, entre otras.



Hacia finales de la década de 1930, según antiguas fotografías aéreas, ya se divisaban residencias en la primera y quinta cuadra, de la zona que actualmente pertenece al distrito de Miraflores, y algunas casas en las cuadra 6 y 7.



Fue nombrada con el nombre de Ramón Ribeyro Álvarez del Villar, en homenaje al abogado, que con el grado de Teniente Coronel, participó como Comandante del Batallón No 4 en la Batalla de Miraflores, estando asignado al campo Reducto No. 2, lo que actualmente es el parque Reducto.



Ramón Ribeyro era propietario de unos terrenos en la zona, los cuales, luego de culminada la Guerra, se mantuvieron en su posesión. El señor Ribeyro siempre vivió en Miraflores.



Hacia  la década de 1940, varias casas fueron construidas sobre el lado par de la calle Ribeyro, muy cera a la avenida Casimiro Ulloa.



Fue en el año 1943, cuando se le bautiza a toda esa zona como Urbanización San Antonio de Miraflores, y el momento en que varias inmobiliarias empezaron a ofertar lotes de distinto tamaño y ubicación para edificar el hogar de su preferencia, en especial entre las avenidas 28 de Julio y Benavides.



Las guías de calles de aquella época aún no consignaban el nombre de dicha calle, sin embargo a partir de la década de 1950 ya era identificada con dicho nombre.



Hacia mediados de la década de 1950, en la cuarta cuadra, entre la avenida Alfredo Benavides y la calle De la Fuente,  se construyó un edificio de cuatro niveles, muy similar al ubicado en la avenida Oscar Benavides (Diagonal).



Es interesante destacar que la numeración de esta vía se inicia entre las cuadras 58 y 59 del actual Paseo de la República, siendo esa primera calle totalmente curva.



Hacia el centro de esa primera cuadra, se encuentra el pasaje Rubini, cuyo otro extremo se encuentra en la calle Olcay.



La arquitectura de esa vía es muy diversa, al parecer se ha edificado en varias etapas, porque junto a antiguos balcones y ventanas decoradas, se observan paredes planas sin algún atractivo.



A pocos metros del pasaje, al lado izquierdo, se observan las instalaciones de una antigua quinta, cuyo aspecto es distinto, ya que tiene detalles armoniosos en la fachada, como tejas y revestimientos de madera, así como una amplia zona de jardines.



recién en la intersección con las calles Mariano Odicio y Juan Alfaro, empieza a modificar en algo esa curvatura.



Esquina donde se encuentra una imponente residencia en esquina con la calle Odicio.



Aunque una parte de ella, una decorada la chimenea, la zona del garaje y curiosas entradas para acondicionar ventanas tienen frente con la calle Ribeyro.



La siguiente intersección es con la avenida Casimiro Ulloa, sin embargo la pista de ese trayecto es bastante irregular en relación con las otras calles, quizá por ser curva.



Sobre la avenida Alfredo Benavides. entre la avenida Casimiro Ulloa y la tercera cuadra de la calle Ribeyro, en una pequeña isla, que durante mucho tiempo fue un terreno sin construir, se hizo un edificio de ocho niveles, con muchas áreas verdes alrededor. Ejemplo que deberían imitar todas las nuevas viviendas multi familiares en Miraflores.



Cruzando esta avenida, la calle Ribeyro nuevamente se encuentra con otras dos vías, la calle Juan de la Fuente y la calle 15 de Enero, teniendo hacia el lado derecho al parque Reducto.



Continua de manera recta, pero hacia la mitad de la cuadra del lado izquierdo se encuentra un hermoso pasaje, José E Mora, con bellas casas muy antiguas, para continuar hasta la intersección con la calle José Gabriel Chariarse.



El sendero de la calle Ribeyro continua cruzando la calle Miota, para volver a tener una entrada a mitad de cuadra del lado izquierdo, con la calle González Larrañaga.



La cual tiene un curioso detalle en el arreglo de los árboles ubicados en la berma, muy similar al ubicado dentro de los predios privados.



Para culminar la vía, con parte de la zona que pertenece al distrito de Miraflores, con la avenida 28 de Julio.



La calle Ramón Ribeyro sigue en el distrito de Barranco para culminar el la avenida República de Panamá o Roosevelt



Este espacio del distrito de Miraflores, tiene un lugar preferido por los residentes de la zona, , local comercial ubicado en la esquina de la sexta cuadra, en esquina con la calle Julian Arias Aragues.



Lo interesante de esta calle, es que pocos de sus inmuebles de uno o dos niveles han sido demolidos para ser reemplazados por edificios multi familiares.



Y lo más importante es que los residentes de la zona, se han preocupado de mantener la belleza arquitectónica de cada uno de sus predios.



Adornos en las puertas, ventanas, marcos, balcones, escaleras, etc., forman parte del patrimonio sentimental de los residentes de la Urbanización San Antonio.




Fotografías Derechos Reservados

Vista de la calle Ribeyro, esquina con la calle Odicio,
entre las avenidas Paseo de la República, Casimiro Ulloa y Alfredo Benavides.








59

miércoles, 2 de diciembre de 2015

El arte de la fotografía



La fotografía es un maravilloso medio para que perdure la historia, que pudiera reemplazar en algo lo que antes eran esculturas, grabados, dibujos y pinturas realizadas sobre cualquier medio disponible.

Es el arte de capturar el momento en un conjunto de imágenes que otros no ven o quizá no estén atentos a mirar, aquel hecho lo inmortaliza, lo fotografiado podrá modificarse o desaparecer pero siempre se mantendrá en la imagen física o virtual.

Los ojos del fotógrafo perciben aquel exacto momento que desea sea plasmado, por ello aquel debe tener una rápida mirada para observar aquello distinto que desea inmortalizar en el negativo o en el proceso virtual, en especial aquellos instantes o sucesos que pasan desapercibidos en el común de las personas.

Cualquiera pueda captar las fotografías que desee, lo trascendental es la satisfacción del fotógrafo de lograr con su lente aquello que su mente le motivó a realizar ese encuadre.




Al captar una fotografía son importantes algunos factores

• El encuadre debe colocar lo que desea resaltar debe ser el centro de la toma.
• Al captarse a sí mismo es un poco más difícil realizar el encuadre, pero vale el intento, porque se hace para demostrar su entorno, focalizar donde estuvo ubicado en un determinado momento.
• La iluminación debe permitir visualizar lo que se desea mostrar, el manejo de los diafragmas ayuda a ese propósito.
• Las sombras también son importantes, para imaginar la distancia entre el centro y su entorno.
• La composición debe ser matemática, en un tercio de la fotografía debe estar el objeto principal, en el resto el entorno.
• Si capta a seres, estos deberán estar completos, si son humanos debe incluir toda la cabeza incluido el cabello, los miembros superiores y/o inferiores completos. Si es medio cuerpo, tratar de incluir los hombros.
• Procurar enfocar con fondos de distinto diseño o color del protagonista aviva la imagen de la fotografía.
• Buscar un objeto de base para que la vista sea horizontal, si así lo desea.

Y sobre todo, que el arte sea simétrico, es agradable mirar un hermoso panorama donde los fondos y lados tengan la misma proporción.

jueves, 26 de noviembre de 2015

Quinta Prado en Miraflores


La Quinta Prado se encuentra ubicada entre la décima cuadra de la avenida La Paz, la sexta cuadra de la avenida 28 de Julio y la octava de la calle Alcanfores.


Fue construida en 1922, bajo un estilo conocido como la “Belle Epoque de 1900”.


Todas las residencias fueron edificadas en dos niveles.


Las que se encontraban sobre las avenidas, tenían un área con jardín y una pequeña baranda que las separaba de la vereda.


El ingreso principal era sobre la avenida 28 de Julio, pero la belleza de la edificación es perceptible en todas las casas.


Adornan el ingreso, unas esculturas de niños, ubicadas a ambos lados del ingreso.


Algunas casas, fueron edificadas con techos a dos niveles, lo que significaba que podían tener un tercer nivel.


Por las características externas, se presume que fueron construidas en pequeñas áreas, aunque con techos altos, lo que actualmente se consideraría en departamentos de clase media.


Pero por su apreciable valor patrimonial los últimos años son predios muy demandados.


Las antiguas fotografías, dan a entender que no se permitía el tránsito vehicular, por ninguna de las calles, en especial la paralela a la avenida 28 de Julio, por tener una hermosa berma con flores, arbustos y árboles.


En los diseños originales, se observa que ninguna vivienda tenía un área de estacionamiento.

Fotografía Derechos Reservados
Casi todas las residencias han sido remodeladas en la parte exterior y por el interior, pero la mayoría conserva su estructura original


En otros casos se aquel diseño se han perdido totalmente.


La oferta de este tipo de viviendas, implica, un vecindario con casas iguales, con habitaciones en sentido contrario, pero con un sentido de cooperación, debido a que tienen muchas áreas comunes que mantener y preservar.


Mirándola desde el espacio, tiene una forma de “T”, manteniendo simetría en las áreas verdes.


Al mirar antiguas fotografías aéreas, la quinta Prado comprendía dos terceras partes de la manzana que limita con la calles Manco Capac.


Al observar la fisonomía, la mayoría de las residencias con vista a dichas calles han sido totalmente refaccionadas o demolidas.


Muchos detalles de puertas, marcos y ventanas han sido reemplazados por diseños actuales.


El ambiente de la quinta es seguro para sus residentes.


Porque se observan bancas, farolas, macetas y otros tipos de adornos en la parte exterior de las viviendas.


En el sendero que divide las casas, se han colocado varios adornos ornamentales, que datan de la fecha de la inauguración de la quinta.


Sobre ellas, se encuentran farolas que iluminan el sendero.


Entre los jardines interiores, hay diversos senderos, diseñados en curva, para mantener la belleza de la arquitectura.


Siempre rodeados de áreas verdes


Predominando los colores pasteles, que realzan la belleza de los adornos.


A pesar que nunca estuvo adecuada para el estacionamiento vehicular, en la zona de ingreso principal, desde la avenida 28 de Julio, se observa el tránsito de vehículos automotores.


Todas las residencias ubicadas cerca a la avenida La Paz han sido totalmente modificadas, prácticamente no queda vestigio de las residencias originales.



Imágen: © 2014 Susana Echecopar Mongilardi




256

Más leídos la última semana

Parque Municipal de Barranco

Parque Municipal de Barranco

Parque Las Americas

Parque Las Americas

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Más leídos del Blog