jueves, 24 de diciembre de 2015

Fuegos artificiales y vecinos asesinos



Un 24 de diciembre, alrededor de las 9 pm., desde la calle Ramón Zavala, avizoré algo extraño que se acercaba, similar al foco de una bicicleta por lo tenue, pero por la velocidad se notaba que era otra cosa, resultó un cohete de pólvora encendido que atravesaba de manera horizontal, en medio de la pista a un metro de altura, cruzando la calle Berlín y dirigiéndose a la avenida Pardo.

Si ese cohete hubiera impactado en el cuerpo de alguna persona que cruzaba la pista, definitivamente lo hubiera quemado y quizá hasta destrozado, si hubiera sido un niño.

No sé si el cohete impactó en algún auto o alguna otra persona que por ahí caminaba, pero no es la primera vez que aprecio ese tipo de comportamiento “asesino” de parte de los vecinos miraflorinos o de cualquier otra persona, en otra ocasiones he visto que en vez de lanzarlos al aire (vertical), lo dirigen hacia la calle (horizontal).


Comentarios de vecinos, argumentan que los que revientan fuegos artificiales son personas de otros distritos, tema que no es cierto, pues delante de mi casa, en la cuadra 10 de la calle Berlín, la noche del 31 de diciembre y hasta casi la madrugada,  decenas de vecinos se dedican a destrozarnos los tímpanos sin que ninguna autoridad se acerque a advertirles, a pesar de existir más de 20 vehículos estacionados en la zona, con el peligro de un incendio.

Los ciudadanos con conciencia cívica que sean testigos que sus vecinos están destruyendo nuestra tranquilidad, deberíamos captar fotografías de ese momento y luego denunciarlos a las autoridades con las pruebas para que les apliquen las multas. Pero el problema en el distrito de Miraflores radica en que si está permitida la pirotecnia, si esta es autorizada, y es un poco difícil determinar si lo explotado es legal o ilegal.  En  el distrito de Miraflores sólo están prohibidos los pirotécnicos NO AUTORIZADOS, los autorizados pueden reventar libremente. ¿Quién supervisa si está autorizado?






¡Felices fiestas!






Fotografías encontradas en la web.
Derechos de autor © Disney

viernes, 18 de diciembre de 2015

Educando al ciclista


Si las autoridades a todo nivel, tuvieran el real deseo de fomentar el uso de las bicicletas para ir laborar, estudiar, compras, etc., en cada ocasión que convoquen a un paseo ciclístico, deberían destinar tiempo y esfuerzo, además del dinero de los contribuyentes, en repartir información sobre las normas de tránsito para el ciclista, y aprovechar para educar, vez de destinar fondos en afiches, pancartas, polos y tonterías que van a la basura.

Soy testigo que en más de 40 años usando la bicicleta para ir a laborar y participar en muchas actividades ciclísticas, nunca me han entregado un sólo volante informando sobre las normas de tránsito del ciclista.

Debido al poco interés en enseñarlas, la mayoría de ciclistas y público en general, las ignoran.

Pero el inconveniente tiene nuevos protagonistas, porque además del aumento de población que camina, los patinadores y skaters también se han hecho dueños de las veredas, lo cual la ha convertido el área peatonal en una zona muy peligrosa.
En ciudades, donde las autoridades se hacen respetar y respetan a los vecinos que los eligieron, se permite el uso de las bicicletas en ciertas veredas a determinadas horas, de lo contrario, el ciclista deberá caminar con la bicicleta al lado.

Lima es una ciudad con casi 10 millones de habitantes, alrededor del 30% de hogares tiene una bicicleta, sin embargo sólo el 0.8% la usa como medio de transporte para ir a trabajar y/o estudiar. Ellos tienen poco tiempo tienen para realizar algún tipo de demanda en pro de lograr adecuadas ciclovías, sin embargo los que la utilizan como deporte si podrían participar activamente en esa campañas.

Bicicleta
Automóvil
Motos
Mototaxi
Camión
29.95%
16.54%
1.50%
3.30%
0.50%

Algunas de las recomendaciones son:

• Informar por cuál carril circular
• Las señales de tránsito que se deben hacer para girar, estacionar o detenerme.
• Quién tiene la preferencia en cada intersección.
• La distancias de lado y frontal entre un vehículo mayor y una bicicleta.
• La recomendación de utilizar prendas claras durante la noche
• Colocar un timbre.
• Colocar focos intermitentes para las noches o madrugadas, entre otros.


Los ciclistas no aparecen en las encuestas de los deportistas

En una encuesta publicada en un diario local, se asegura que el 55% de los residentes en la ciudad de Lima tienen algún interés por practicar deporte entre dos y tres días a la semana.

Un 39% practica fútbol (o mini fútbol debido a que no hay tantas canchas reglamentarias sino simples lozas de cemento) una vez a la semana.
Un 27 % se dedica a correr tres veces a la semana y en promedio 5 km.
El 17% asiste al gimnasio al menos dos veces a la semana durante una hora
Un 8% practica vóley una vez a la semana (la mayoría mujeres)
El 4% camina dos veces a la semana, alrededor de dos kilómetros.
Otro 5% practica la natación también dos veces a la semana.
Y ni un sólo porcentaje para el ciclista.

Las personas encuestadas eran menores de 45 años.

A su vez yo realicé otra encuesta entre mis familiares y amigos de mis barrios (Barranco y Miraflores), repartí más de 150, pero sólo respondieron 34. Sin embargo como conozco a todos, decidí realizar mi análisis mediante la observación y el recuerdo. 

Estoy agrupando mi análisis actual con los de la época en que teníamos entre 25 y 45 años, rangos similares a los de la encuesta pero sólo pensando en la bicicleta.


De las 150, entre las décadas de 1970 al 2000, 16 usábamos la bicicleta, 13 como deporte de fin de semana y de ellas sólo 3 como transporte eventual. Los últimos 15 años el uso de la bicicleta se redujo a 3 como deporte y 1 para deporte y transporte.

¿La razón?, en el pasado las calles de ambos distritos eran casi solitarias, era sencillo desplazarse, y existían pocos vehículos de servicio público. Los últimos años: no hay rutas para transitar con seguridad, las ciclovías son demasiado peligrosas, pocos respetan al ciclista, las pistas están demasiado rotas, es muy difícil encontrar donde dejarla estacionada con confianza, además de los detalles propios de la edad.

En esos mismos barrios, casi el 90% de las familias tiene al menos una bicicleta, lo que equivale a más de 100,000 bicicletas, pero no vemos esa cantidad de vehículos en nuestras calles ni avenidas.

El tema se ha agudizado con el incremento de la población de patinadores de todas las modalidades, que invaden tanto las pocas ciclovías como las veredas. Patinadores que no son educados por ninguna autoridad municipal ni estatal, porque simplemente no les interesa, así como nunca han educado a los ciclistas.

Lamentablemente son décadas que escucho a las autoridades pagadas por nosotros, decir que la bicicleta es un medio alternativo de transporte, y destinan miles de recursos para que aparentemente ello suceda, y el uso de la bicicleta como medio de transporte o de deporte, ni siquiera figura entre las encuestas de los deportistas.

Ciclovías de Lima


Distrito
Ciclovia
Extensión
Callao, Bellavista y Cercado
Av. Colonial
9.25 km
Los Olivos y San Martín
Av. Universitaria
10.30 km
Miraflores
Av. Arequipa
Malecón
6 km
5.4 km
Jesús María, Lince y San Isidro
Av. Salaverry
4.80 km
Los Olivos
Av. A. Mayolo / Av. Las Palmeras
3,22 km
San Miguel y Magdalena
Costa Verde
3.50 km
San Borja
Circulo Pentagonito
3.45 km
Villa el Salvador
Av. Pastor Sevilla y 200 Millas
6.10 km
Pueblo Libre
Av. Mariano Cornejo
2.10 km



miércoles, 2 de diciembre de 2015

El arte de la fotografía



La fotografía es un maravilloso medio para que perdure la historia, que pudiera reemplazar en algo lo que antes eran esculturas, grabados, dibujos y pinturas realizadas sobre cualquier medio disponible.

Es el arte de capturar el momento en un conjunto de imágenes que otros no ven o quizá no estén atentos a mirar, aquel hecho lo inmortaliza, lo fotografiado podrá modificarse o desaparecer pero siempre se mantendrá en la imagen física o virtual.

Los ojos del fotógrafo perciben aquel exacto momento que desea sea plasmado, por ello aquel debe tener una rápida mirada para observar aquello distinto que desea inmortalizar en el negativo o en el proceso virtual, en especial aquellos instantes o sucesos que pasan desapercibidos en el común de las personas.

Cualquiera pueda captar las fotografías que desee, lo trascendental es la satisfacción del fotógrafo de lograr con su lente aquello que su mente le motivó a realizar ese encuadre.




Al captar una fotografía son importantes algunos factores

• El encuadre debe colocar lo que desea resaltar debe ser el centro de la toma.
• Al captarse a sí mismo es un poco más difícil realizar el encuadre, pero vale el intento, porque se hace para demostrar su entorno, focalizar donde estuvo ubicado en un determinado momento.
• La iluminación debe permitir visualizar lo que se desea mostrar, el manejo de los diafragmas ayuda a ese propósito.
• Las sombras también son importantes, para imaginar la distancia entre el centro y su entorno.
• La composición debe ser matemática, en un tercio de la fotografía debe estar el objeto principal, en el resto el entorno.
• Si capta a seres, estos deberán estar completos, si son humanos debe incluir toda la cabeza incluido el cabello, los miembros superiores y/o inferiores completos. Si es medio cuerpo, tratar de incluir los hombros.
• Procurar enfocar con fondos de distinto diseño o color del protagonista aviva la imagen de la fotografía.
• Buscar un objeto de base para que la vista sea horizontal, si así lo desea.

Y sobre todo, que el arte sea simétrico, es agradable mirar un hermoso panorama donde los fondos y lados tengan la misma proporción.

domingo, 22 de noviembre de 2015

Ilusion poema de Fatima Rodriguez


Poema Ilusión

Cuantas veces hemos pensado que aquel amor será eterno, pero no es así, a veces el tiempo provoca que la relación culmine, pero el sentimiento continua en la mente y en el corazón, por los hermosos momentos vividos que deseamos  . . . regresen.

Por eso me inspiré y escribí "Ilusión"


"Ilusión"






domingo, 1 de noviembre de 2015

Puente Tenderini en Chorrillos


El puente Tenderini, ubicado sobre la quebrada Bajada Agua Dulce, sendero para llegar a las playas chorrillanas, une la avenida Chorrillos (hoy malecón Grau), con la antigua calle Lima, también denominada Malecón Grau.


Uldarico Tenderini, era un artista plástico que esculpía en el mármol. Hacia finales del siglo XIX, desde su natal Italia, viajó al distrito de  Chorrillos, para realizar esculturas.
Estableció su residencia en la actual bajada Tenderini, zona donde vivían muchos ciudadanos de la colonia Italiana.


Fueron esos ciudadanos italianos residentes en el distrito de Chorrillos, los que formaron  la Compañía de Bomberos Garibaldi N° 1, fundada en octubre de 1872, siendo su primer presidente don Uldarico, quien falleció el 2 de octubre de 1899.



El Puente Tenderini, fue construido a inicios del siglo XX, con una longitud de 63 metros, fue fabricado en madera, sirviendo como vía para el tren a Chorrillos, por ello la estructura podía soportar hasta 45 toneladas de peso.
Para seguridad de los ciudadanos, se habilitó en los costados unos senderos peatonales, protegidos por unas maderas. 
Cuando se sustituyó el paso del tren /tranvía, se acondicionó la zona central para el tránsito de vehículos automotores, manteniendo su estructura de madera.
     


Fotografías Derechos Reservados



58

miércoles, 21 de octubre de 2015

Docil poema de Fatima Rodriguez




"Dócil"

El título del poema “Dócil”, es una alegoría al uso constante de las cosas, dependiendo de la manipulación, produce el desgaste y hasta el deterioro.

Situación similar en las relaciones de amor, a veces un miembro de la pareja trata en lo posible de apaciguar los tensos momentos, pero si la otra modificó su actitud, poco se puede hacer, así se continúe amando.

La primeras líneas del poema, fueron inspirados en mi experiencia laborando en la Casa Nacional de Moneda, al mirar las piezas de metal recién acuñadas, las cuales en el lapso del tiempo se les observa gastadas y opacas. 



Dócil
Fátima Rodríguez Serra
incluido en mi poemario "Retórica", 2009

sábado, 10 de octubre de 2015

Museo Mario Testino en Barranco


El Museo Mario Testino (MATE) es una institución inaugurada en el año 2012, en la avenida Pedro de Osma 409, Barranco, Lima, Perú, por el fotógrafo peruano Mario Testino.


La residencia destinada para este fin, es una antigua casona barranquina, de estilo republicano, construida en 1898, de casi 4,000 m2 de extensión, restaurada manteniendo los detalles del siglo XIX.


Mario Testino, nació en Lima, el 30 de octubre de 1954.






Escogió el distrito de Barranco para instalar su Museo, por ser el lugar donde residió durante muchos años.



La finalidad de instalar este museo, se fundamenta en el deseo de promover a los artistas peruanos y la cultura del país, así como promover nuestro patrimonio.

 

Además, exponer de manera permanente e itinerante, sus principales obras fotográficas, realizadas como artista de la fotografía.


El destaca como artista de la Fotografía,  captando fotografías a los más importantes artistas del mundo del arte y espectáculo, así como a renombradas personas de actualidad.


El Museo MATE, también realiza visitas guiadas, talleres, presentaciones de libros y obras de artes plásticas, entre otros programas en beneficio de la comunidad, dándoles prioridad a los escolares de secundaria del distrito de Barranco


En un pasadizo de la casona, se puede observar el detalle de la restauración.


El Museo ha reservado una sala para mostrar de manera exclusiva a “Diana, Princesa de Gales”, con imágenes captadas para la revista Vanity Fair en 1997.


Complementado con una reproducción del vestido confeccionado por el diseñador Versace, que ella vistió el día de la sesión.


Así como varios muebles diseñados especialmente para dicha exhibición.



También tiene acondicionado un par de ambientes, donde se ofrece mercadería relacionada con las exposiciones y una  cafetería.


Existen dos salas ambientadas con mobiliario similar al que se usaba a principios del siglo XX, que permanece cerrada, visible a través de las ventanas.


El Museo forma parte del recorrido histórico del distrito de Barranco, por el valor agregado del contenido, además del inmueble.



El Museo Mario Testino



82

jueves, 1 de octubre de 2015

Los huesos humanos y la neblina


Habiendo nacido y vivido durante muchos años en el distrito de Barranco, debí aceptar que todo el día tendría de compañía a la humedad y quizá junto a ella: a la neblina, fenómeno meteorológico que consiste en la suspensión de muy pequeñas gotas de agua en la atmósfera,  visible para aquellos que vivimos en los balnearios costeros.

Esa visión es frecuente casi todos los meses del año, lo curioso es que ese efecto no se nota mientras estamos en la playa, quienes somos asiduos a la zona de la arena (o piedras) divisamos la neblina hacia la pista pero no junto al mar.

La neblina de la calle.

Desde pequeña me acostumbré a levantarme y salir de la casa muy temprano, casi con el alba, con los focos de la ciudad aún encendidos, para practicar algún deporte o para ir a estudiar, por ello conozco la neblina del amanecer, efecto que nubla la zona y no permite divisar a más de dos metros de distancia.

Una de esas experiencias la viví mientras esperaba el servicio público de transporte en el paradero de la Av. El Sol, del distrito de Barranco, para los que conocen el balneario, saben que la Av. Piérola queda a cuadra y media (150 metros de distancia), la neblina era tan densa que nadie podía ver si se acercaba el bus desde la Av. Piérola o de la Av. Grau, recién al cruzar la calle Fidelli, a unos 40 metros de distancia se podía ver las luces del bus, pero aún sin identificar el número del comité.

La vista al mar

Cuando empezaron a poblarse los balnearios era normal que se construyan hermosas residencias en los malecones, la mayoría de uno o dos niveles, adecuando la fachada en la avenida o calle, mientras que los jardines quedaban en la parte posterior, que daba al mar.

Hacia el año 1970 casi todos los constructores tenían la conciencia cívica de edificar de manera escalonada en las calles paralelas al océano, con la finalidad que todos los vecinos tengan la posibilidad de admirar la belleza que ofrece ese panorama, así como poder gozar de la brisa que lleva el viento. Aunque quizá esas constructoras también pensaban en que la humedad limeña podría impregnarse en los huesos.

Uno de los primeros edificios que ignoró que el mar es un bien público fue construido frente al parque Letonia en el distrito de Miraflores, en la década de 1970.

La pared de neblina y los huesos humanos


Después del amanecer, inclusive en los meses de verano, es preciso abrigarse cuando una sale a la calle, pues se siente la humedad del ambiente, sin embargo cuando estamos dentro del hogar, muchas veces descuidamos ese abrigo.

El efecto es distinto si vivimos en una casa frente al mar, si ese lugar tiene máximo tres pisos, es poco probable que se sienta la humedad y menos que ingrese la neblina, debido a que aún hay árboles de esa altura en los malecones costaneros, que de cierta manera protegen en algo a los residentes. Sin embargo para aquellas personas que moran en departamentos de mayor altura, no existe protección, y la neblina ingresará a sus viviendas, muebles, enseres y hasta a sus huesos, gracias al viento.

Lo lamentable para todos los demás vecinos es que esas murallas están bloqueando el paso de la brisa del mar, necesaria para la ventilación de los residentes instalados en terrenos ubicados a varias cuadras del malecón, aún más afectadas si residimos en zonas planas de la ciudad.

Deshumedecedores calentadores estufas

Al igual que los ventiladores usados para mitigar las altas temperaturas "no producen oxígeno", todos los otros artefactos eléctricos que ayudan a paliar los efectos de la humedad no lo absorben en su totalidad, principalmente porque no pueden permanecer encendidos durante muchas horas, y menos durante las horas en que las personas duermen.

El daño que produce en el organismo al respirar los gases que emiten dichas máquinas afecta a los pulmones, en especial a los niños, muchos de los cuales se despiertan llorando porque además del frio no pueden respirar.

La codicia también atraviesa los huesos

Las personas que decidieron construir, comprar y/o alquilar departamentos en los muros de cemento que circundan los malecones costaneros, edificados sobre terrenos en donde existía una sola vivienda rodeada de áreas verdes y árboles, son los responsables de sus problemas respiratorios, ya que en el extremo, la mayoría ni siquiera destinó algunos metros del retiro para colocar plantas, ni habilitaron en los balcones o ventanas maceteros para hacerlo.

Menos brisa y menos oxido

Yo que resido a dos metros del malecón costanero, veo una parte positiva de estos muros de cemento, pues observo que los ciclos de mantenimiento de las rejas de mi hogar, se extienden , las puertas y ventanas de fierro ya no se deterioran tan seguido y, los rastros de óxido han disminuido gracias a que cada día llega menos humedad.

También he comprobado que ya no se forman los extensos mantos blancos de humedad sobre mis muebles de madera, hasta la ropa ya no la siento tan fría. Posiblemente alguien está absorbiendo aquellas gotas de agua.



domingo, 20 de septiembre de 2015

Parque de la Amistad



El Parque de la Amistad



Una extensa área que, por muchos años era un terreno aparentemente abandonado, ubicado a la altura de la cuadra 50 de la Av. Benavides muy cerca de la carretera Panamericana Sur, fue convertido en un hermoso parque, bautizado como Parque de la Amistad.



En la década de 1970, casi todos los terrenos de la zona derecha de la avenida Benavides, eran terrenos totalmente vacíos.



Posiblemente hasta principios del siglo XX todos esos terrenos fueron tierras de cultivo, que empezaron a ser urbanizadas en la década de 1950.



Hacia principios de la década de 1970, la Universidad Ricardo Palma, empezó a edificar unas aulas prefabricadas para los estudiantes de las profesiones de Ingeniería y Ciencias Económicas.



A partir del año 1976, se iniciaron las clases en esos locales prefabricados, sin embargo las empresas de transporte nos dejaban a casi 10 cuadras de la universidad, el ómnibus y microbuses terminaban su ruta en la cuadra 43 de la Av. Benavides esquina con la Av. Velasco Astete, por ello debíamos caminar hasta la universidad, ubicada en la cuadra 54, y adicionalmente caminar todo el sendero hacia la calle Las Nazarenas, pues ahí quedaba la puerta de ingreso.




Era la época en que estaba de moda realizar "autostop", por ello era normal ver a los estudiantes de la Universidad Ricardo Palma (yo incluída), parada en ese paradero final tratando que algún automovilista nos acorte el camino.



La otra alternativa, era atravesar por aquellos terrenos descampados, por esa época aún no urbanizada, lo cual recudía la distancia, pero algo peligrosa.



Toda la zona estaba llena de árboles, plantas y diversas hierbas, pero de forma desordenada, algunas muy altas, que debíamos evitar, sobre todo por las tardes.
En varias partes de ese descampado, se observaban pequeños pantanos, producto de algún canal de regadío del Río Surco.



En ruta a la universidad, algunas veces escuché comentarios sobre que esa zona era habitada por fantasmas, aunque a mí me parecía que podían ser indigentes, aunque entre los arbustos no se veía algo que pareciera a una vivienda, más si muchos matorrales.



Muchos años después, la Universidad Ricardo Palma edificó sus actuales instalaciones, pero hasta finales del siglo XX, en la zona aún se observaba un amplio terreno sin construir.


El Parque de la Amistad se empezó a construir a principios del años 2000, y entregado al público hacia el año 2002, habilitado sobre 30,000 metros cuadrados, entre la esquina de la Av. Caminos del Inca y las calles Inquisición y Sacramento.



Se ha convertido en un área de esparcimiento para residentes y turistas, por la variedad de atracciones que ofrece.



Muchas áreas verdes, distintos y curiosos senderos, puentes, piletas, glorietas, caídas de agua, área de juegos infantiles, vagones de expendio de artesanía y diversos alimentos.



En un extremo se encuentra un auditorio y un salón de exposiciones, que son parte del Centro Cultural de la Municipalidad de Surco.



Sus principales atracciones son el Arco Morisco, de aproximadamente 29 metros de alto, una copia del arco español construido en la entonces Av. Leguía hoy Av. Arequipa, y demolido en la década de 1930.



Una Laguna artificial, en la cual se puede admirar diversos animales como peces, gansos y patos,  donde se puede realizar paseos en botes a pedal.



Una Estación del tren, acondicionado con una boletería, salón de espera, andenes y una locomotora a vapor, con 3 vagones.


En dicho tren, es posible realizar un paseo con un trayecto de 550 metros por el contorno interno del Parque de la Amistad.



En el centro del parque, se encuentra una réplica del antiguo pueblo de Surco, con varios módulos donde se expende productos de artesanías, entre otros recuerdos.



Así como puentes y senderos que conducen a las distintas instalaciones del parque.



Glorietas y zonas de descanso, se podrán encontrar en cualquier parte del parque.



Las áreas de juegos, con resbaladizas, columpios, subibajas, y otras atracciones son parte de las instalaciones..



En un espacio cerca de la estación del tren, se ha instalado un local de comidas, que atiende durante todo el día.



Así como los vistosos panoramas, como distintos túneles por donde transita el pequeño tren.





94

Más leídos la última semana

Parque Municipal de Barranco

Parque Municipal de Barranco

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Parque Las Americas

Parque Las Americas

Parque Rabin

Parque Rabin

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Saenz Peña

Saenz Peña

Más leídos del Blog

Calle José Galvez

Calle José Galvez

calle Becerra Distrito de Miraflores

calle Becerra Distrito de Miraflores