viernes, 21 de diciembre de 2012

Cines de Barrio en Barranco



Entre la década de 1970 y 1980, frecuenté los cinco cines que existían en el distrito de Barranco, aunque había asistido a otros locales como los cines República, Roma, y Metro en el centro de Lima, por la cercanía, los locales barranquinos eran mis preferidos.

La arquitectura de cada uno era distinta, construidos en distintas fechas, entre principios y mediados del siglo XX; todos mantenían los detalles propios de la época.


En la parte interior casi todos eran iguales, una boletería que daba a la calle o que se encontraba en la sala de ingreso, butacas o bancas en el primer, segundo o tercer nivel, dependiendo del cine, a excepción del cine Barranco, que tenía un hermoso decorado en las paredes de ambos lados.


Generalmente los asientos se identificaban como Platea, Balcón, Mezanine y Cazuela.

En casi todas las salas ofrecían días especiales, como lunes o miércoles femenino, funciones exclusivas para la matiné de los domingo,  cine gratuitos en semana santa mientras todos estaban en las iglesias, o el 26 de octubre, fecha de festividad para el distrito de Barranco.

Relato a continuación las salas de cine o teatro que se instalaron en el distrito de Barranco, particularmente sólo conocí el Premier, Barranco, Raimondi, Zenith y Balta, pero la historia, las publicaciones y los recuerdos de vecinos, amigos y familiares me permitió realizar este artículo.

Plaza Municipal de Barranco donde se instaló el Cinemateatro


Cinemateatro

A raíz de la proyección de películas habilitando carpas en diversos lugares de la capital, en el distrito de Barranco se decidió hacer lo mismo en plena plaza municipal de Barranco.
Aquel lugar fue bautizado como la carpa del Cinemateatro de Barranco, iniciando funciones en el año 1911, también conocido como el Cinema Teatro Barranco.
Por aquellos años el distrito tendría a lo mucho siete mil habitantes, la mayoría interesado en conocer el nuevo arte, para lo cual esperaban durante largas horas sentados en las bancas de la plaza, hasta el inicio de la función.


Cine Continental

Cine Continental

Debido a la demanda, en el año 1920, a pesar que las películas transmitidas eran sin sonido, se habilitó la mansión ubicada en la calle Domeyer, a unos metros de la Bajada de los Baños, como una nueva sala de cine, llamada “Continental”.
Lugar ocupado en el año 1881 por el Ejército Chileno, fue un excelente lugar para la transmisión de películas, aunque quizá debido a su poca capacidad, funcionó sólo hasta el año 1923.


Cine Chevalier

Cine Chevalier o Gaumort

Ubicado sobre la segunda cuadra de la calle De La Unión, se instaló el primer cine del distrito de Barranco, inicialmente tuvo el nombre de Gaumort , fue inaugurado en el año 1909, pero alrededor de la década de 1920, modificó su nombre por Chevalier.

Se localizaba casi frente de la actual plaza Espinoza.

Desde principios del siglo XX el tren circulaba por la avenida Bolognesi, pero unos años después, al instalar los servicios del tranvía, cuando se decidió que realicé su ingreso por la calle De La Unión, la zona se convirtió muy atractiva para instalar aquella pequeña sala de cine.

El local del antiguo cine Chevalier se mantiene, con muchas modificaciones y bajo otro comercio.


Cine Condesa.

Se instaló en el año 1926, en la esquina de la avenida Grau y la avenida Piérola, con todas las característica de una sala de cine, con dos niveles de butacas, quizá fue la primera edificación como sala de cine en el distrito de Barranco.
Equipada con maquinaria básica, posiblemente provenientes de otros cines, tuvo un inconveniente hacia finales de la misma década, pues el edificio se destruyó debido a un incendio.
El material de las películas y los problemas en el abastecimiento de energía para que funcione, ocasionaba este tipo de problemas en las salas de cine de aquella época.

Cine Paramount

Cine Paramount

Fue construido en el año 1931, sobre los restos del cine Condesa, conocido también como Empresa Cinematográfica Americana, tuvo una fisonomía similar, con espacios cerrados para la platea y el balcón, el cual funcionó muchos más años que su predecesor, pero que lamentablemente también sufrió un incendio que lo cerró por algún tiempo


Cine Premier

Inaugurado en el año 1959, se construyó sobre los restos de los cines Paramount y Condesa.
A diferencia de los dos primeros, se habilitó en el segundo piso una extensa ventana con vista a la calle, para prevenir futuros incendios.
Con la boletería sobre la vereda, el ingreso era una pequeña sala con escaleras hacia el lado izquierdo que conducían a la Mezanine, cuyo precio de boleto era mayor que el de la platea.
La platea consistía en tres grupos de butacas forradas, siendo el del centro el de mayor número de asientos, los otros dos sectores se encontraban a los costados.
Justo al borde de la escalera del segundo piso, antes de ingresar a la Mezanine había una amplia sala, con muebles para sentarse, donde las personas podían comer, beber y fumar.
Una vez dentro de la mezanine, se observaba que todas las butacas estaban colocadas en fila continua, sin pasadizo central, pero con acceso de ingresos a ambos extremos.
A pesar que no estaba prohibido fumar, muchas personas evitaban hacerlo porque no existía mucha ventilación.
El cine Premier funcionó hasta el año 1997.


Cine Zenith

Cine Zenith

Construido hacia la década de 1940, sobre un extenso terreno, ubicado en la sexta cuadra de la avenida Grau, fue vecina de una importante ferretería barranquina.
Tenía una de las pantallas más grandes de los cines del distrito de Barranco, pero un poco más pequeña del aún no construido cine Barranco.
La platea consistía en tres grupos de butacas, la central tenía alrededor de 40 butacas, y aproximadamente 20 a cada lado. Como separador existía una especie de muro de un metro de alto, en los cuales los niños y jóvenes solían sentarse aun cuando la película estaba iniciada.
No era uno de los mejores lugares para ver películas, pues los grados de inclinación de la sala, no eran suficiente como para poder mirar la película perfectamente, si delante de uno se sentaba alguien muy alto, debíamos estar moviendo el cuello.
Por lo mismo que los grados de inclinación eran mínimos, eran común ver correr a los niños en plena función, para salir del cine o simplemente porque estaban aburridos.
El largo del cine era la mitad de la cuadra, por ello la cazuela quedaba muy lejos, lo cual dificultaba leer cuando los sub títulos eran muy pequeñas. Los asientos eran bancas de madera.
Hacia la década de 1960, fue uno de los cines más baratos del distrito, pero se vio afectado con algunas grietas durante el terremoto del año 1966, quedando en malas condiciones debido al terremoto de 1974, año en que dejó de funcionar.


Cine Balta

Cine Progreso o Balta

Inaugurado en el año 1939, estuvo ubicado en la intersección del Ovalo Balta y la avenida República de Panamá.
Fue uno de los más concurridos durante todo el tiempo que funcionó, como las películas se transmitían casi tres semanas después de la fecha de estreno, el precio de la entrada era muy barato, pero la película la daban totalmente cortada y mutilada.
Hasta mediados de la década de 1980 fue una sala muy concurrida por todos los vecinos, pero hacia finales de la misma década, por problemas de abastecimiento de energía que sufría la ciudad de Lima, las funciones se interrumpían en cualquier momento, lo cual hacía perder la función. Quizá por ello poco a poco fue perdiendo audiencia.

La cazuela quedaba en el primer piso, acondicionada con bancas de madera, con el transcurrir de los años, esa área comenzó a ser poco higiénica, posiblemente porque se permitía el ingreso con comida y dulces no envasados, vendida en los locales comerciales ubicados al lado del cine, y ello provocaba la presencia de insectos y roedores.
En el segundo piso, las butacas eran forradas, sin embargo eran común sentir el olor a kerosene o algún otro desinfectante rociado en el primer nivel.

En otros cines, era normal que los clientes consuman esos productos en las salas de espera, hasta que comenzara la función, aunque si estaba permitido que ingresaran con alimentos empaquetados a la sala de cine.
Pero este cine, a pesar de ser muy grande, tener una estupenda pantalla y muy buen sonido, era un poco desordenado, y no tenía un salón de estar. Por ello muchas personas esperaban y comían en la zona de ingreso, a unos metros donde se encontraba la caseta de venta de entradas.
Desde finales del siglo XX que no funciona, instalándose un supermercado que ha mantenido casi toda su estructura exterior así como parte de los muros laterales.


Cine Raimondi

Cine Raimondi


Esta sala era un excelente lugar para espectar películas, por el tamaño del ecran, el sonido, y la calidad en la transmisión., tenía muy buena acústica y la imagen lo convertía en uno de mis cines preferidos.
Fue inaugurado en 1945 por la Empresa Cinematográfica Del Río. Estaba ubicado en la primera y única cuadra de la calle Salaverry.
En varias ocasiones, cuando se iniciaba la primera función, se escuchaba la música del Himno Nacional.
Su arquitectura era atrayente, por las inmensas columnas de la fachada, siendo más discreto en las puertas de salida de escape, ubicadas en la calle Fonseca.
Durante muchos años fue uno de los cines más amplios del distrito, con butacas en el primer nivel y bancas de madera en el segundo.
Tuvo mucha demanda por el público del distrito de Surco, por encontrarse a pocas cuadras de ese distrito, además por brindar muchas películas en su segunda semana de estreno.
Funcionó hasta 1984, desde hace unos años se convirtió en un local de espectáculos.


Cine Barranco


Cine Barranco:

El cine más grande del distrito fue el Cine Teatro Barranco, inaugurado en el año 1950. Estuvo ubicado sobre la primera cuadra de la avenida El Sol Oeste, justo al frente el Parque Confraternidad.
Tenía una zona acondicionada para la instalación de una orquesta, debido a que era usual presentar artistas en vivo, además el proscenio tenía un par de cortinas utilizadas para dicho fin, pero que se abrían en el momento de la transmisión de las películas.
La calidad del sonido, imagen y proyección eran muy buenos, pues aparentemente ofrecía las copias de las películas sin reparaciones.

La sala de ingreso era amplia, y en el centro estaba ubicada la boletería, que funcionada con dos ventanillas extremas entre sí.
A un lado de dicha sala había un kiosko que vendía productos envasados y gaseosas, pero estas, al ser entregadas en botellas de vidrio, debían ser bebidas en dicha zona, estaba prohibido ingresarlas en las instalaciones de la proyección.
Todas las paredes de dicha sala estaban adornadas con vitrinas con los posters y fotografías de las películas próximas a estrenar.

La zona de la platea eran butacas forradas, al igual que el mezanine, teniendo la cazuela bancas de madera individuales.
Para llegar a la mezanine era necesario ingresar por las escaleras laterales, ubicadas en el salón principal, muy cerca al área de servicios higiénicos, para llegar a la cazuela era preciso continuar subiendo.
Pero había otra ruta para la cazuela,  una amplia puerta que también era utilizada para la salide, que estaba ubicada sobre la misma avenida El Sol, con unas empinadas escaleras de cemento, sin barandas; previamente debías entregar tu ticket al controlador.

A pesar de no tener impactante arquitectura en la parte exterior, en en interior, previo paso de un amplio pasadizo, eran visibles unos detallados adornos de estilo árabe en las paredes, confeccionadas por el artista Rossi, la mayoría de los cuales aún se mantienen.
Como en este cine proyectaban películas en su segunda semana de estreno, el precio de la entrada era uno de los más caros en el distrito de Barranco, similar al del cine Premier.
Funcionó hasta el año 1983.

Cine Cinematógrafo

Cine Cinematógrafo

Hacia el año 1988, en dos ambientes de lo que antes había sido un colegio barranquino, ubicado en la primera cuadra de la calle Perez Roca, se adecuó una sala para proyectar películas.
Acondicionada con bancas plegadizas, por ello, por unos instantes, parecía algo inseguro sentarse en las partes altas, pero una vez que veíamos la película, olvidábamos la posible inseguridad de las instalaciones.
En esa vivienda de techos altos, en una habitación se había acondicionado un área de ingreso, y en otra una sala de proyección, para transmitir aquellas películas difíciles de encontrar en el circuito normal de salas de cine.
Películas clásicas, aquellas estrenadas hacía 10, 20 ó 30 años, eran programadas, y aunque el sonido no era muy nítido, y el ecrán relativamente pequeño, siempre tuvo mucha acogida.
Durante más de 20 años proyectaron obras diversas del cine independiente, e inclusive a veces sesiones de películas completas de tal o cual director.
Funcionó hasta finales de la primera  década del 2000.






Fotografías Derechos Reservados

322

viernes, 14 de diciembre de 2012

Salas de Cines en Miraflores

Cine Teatro Canout en Miraflores

Los cines en el distrito de Miraflores

Conocí los cines miraflorinos hacia finales de la década de 1970, cuando descubrí que la calidad de las películas eran mejores que las que proyectaban en el distrito de Barranco, porque la mayoría eran cines de estreno.

En el distrito de Miraflores existieron muchos cines, ignoro la historia de cada uno de ellos, por ahora me limitaré a nombrarlos, e informar sobre su ubicación inicial.


Cine Excelsior

Cine Excelsior, inaugurado en el año 1913, ubicado en la calle Bellavista, existió aproximadamente hasta el año 1960. Al parecer en el año 1970 formó parte de la Asociación Cultural Peruano Británico, donde se empezó a proyectar películas antiguas, especialmente inglesas y europeas, hasta mediados de la década de 1990, para convertirse en el Teatro Británico.



Cine Teatro Marsano

Cine Teatro Marsano, inaugurado en marzo de 1928, sobre la calle Suarez, funcionó como sala de cine hasta mediados de la década de 1970. Desde esa fecha funciona como teatro.



Cine Leuro
Cine Leuro, inaugurado en el año 1933, ubicado en la cuarta cuadra de la avenida Benavides, fue muy frecuentado por los vecinos miraflorinos, y además testigo de una serie de extraños eventos en su interior, en especial durante las funciones nocturnas. La sala fue cerrada en la década de 1970.



Cine Ricardo Palma

Cine Ricardo Palma, inaugurado en el año 1935, sobre la segunda cuadra de la calle Lima, frente al parque central de Miraflores. Por comentarios y las fotografías era una excelente sala donde se transmitían películas de estreno.

Cine Ricardo Palma

Fue demolido entre los años 1942 y 1944 con la finalidad de ampliar la zona, y construir la nueva avenida Av. Oscar Benavides (Diagonal).


Cine Colina


Cine Colina, inaugurado en el año 1942, en la cuarta cuadra de la calle Berlín, sobre 1,200 metros cuadrados, fue una sala de cine con 1470 butacas, 850 en la platea y 620 en mezanine.
Con una buena pantalla, enmarcados en sus 30 metros de altura, y excelente sonido, se proyectaban las películas durante la segunda semana de estreno, cerró sus puertas a finales del siglo XX.




Cine Teatro Montecarlo

Cine Teatro Montecarlo, inaugurado en la década de 1940, ubicado cuadra 4 de la calle Elías Aguirre con una capacidad para 800 personas, fue uno de los cines más concurridos hasta la década de 1980, en que empezó a funcionar exclusivamente como teatro.



Cine Teatro El Pacífico
Cine Teatro El Pacífico, inaugurado en el año 1958, en la esquina de la avenida Pardo con Oscar Benavides, es hasta ahora una de las principales salas de estreno, hasta la década 1990, tenía una de las pantallas más grandes, así como muy buen sonido.


Cine Teatro El Pacífico

Construido debajo de las instalaciones de un edificio de departamentos, tenía dos niveles, lo peculiar era que desde cualquier ángulo se podía mirar perfectamente las películas. Fue la primera sala en tener aire acondicionado.



Cine Alcázar

Cine Alcázar, inaugurado en la década de 1960, está ubicado en la Av. Santa Cruz, a uso metros del ovalo. Durante muchos años era un cine de estreno, por la calidad en la transmisión, la comodidad en sus butacas, y la espaciosa sala de ingreso.
También de dos niveles, empezó a perder calidad hacia finales de la década de 1990.


Cine San Antonio

Cine San Antonio, construido en la década de 1950, estaba ubicado en la Av. Benavides al frente del Parque Reducto en Miraflores.
Era una de las más modernas salas de cine, porque tenía proyectores de lente rotativo, que permitían una perfecta visualización de la película, sin que se trabe en las zonas de la unión.
La pantalla era una de las más grandes de distrito, siendo posible una perfecta visión desde cualquiera de los asientos.
Funcionó hasta el año 1991 aproximadamente.



Cine  Julieta

Cines Romeo y Julieta, inaugurados en el año 1979, están ubicados en la calle Porta y en el pasaje Porta, son dos pequeñas salas, con muy pocas butacas, todas con muy pocos grados de inclinación, lo que perjudica a los espectadores cuando el público transita una vez empezada la proyección.
Fueron muy populares en transmitir películas de todo origen, en especial europeas.

Cine Romeo 

Cine Teatro Canout,  fotografía que inicia el artículo, fue inaugurado en el año 1954, está ubicado en la cuadra 45 de la av. Petith Thouars, tiene un inmenso ecran además de un área para las presentaciones artísticas, pero desde hace algunos años funciona sólo como teatro. Fue construido sobre los jardines de la casa de su propietaria.


Cine Ricardo Palma


Los cines Miraflorinos en el Distrito de Surquillo

El distrito de Surquillo fue creado el 15 de julio del año 1949, existiendo algunos cines que pertenecieron a Miraflores hasta aquella fecha.

Cine Maximil, quedó en la octava cuadra de la calle Inca, trasversal de la avenida Primavera.

Cine Miraflores, construido en el año 1941, ubicado sobre el Paseo de la República, cruzando la Vía Expresa por el Puente Gonzales Prada, casi al frente del cine Teatro Marsano, existió hasta principios de la década de 1970.

Cine Primavera, ubicado sobre la avenida Primavera, entre las calles Santa Rosa y Dante, forma parte de la historia de los cines miraflorinos, funcionó hasta la década de 1990.

Cine Ricardo Palma, antes llamado Surquillo y luego Venus, quedaba en la calle Huáscar 368, pero fue demolido en el año 1971.

Cine Leoncio Prado, ubicado en la cuarta cuadra de la calle Dante en esquina con Gonzales Prada, abandonado aproximadamente en 1983.

Cine Teatro Miraflores


Fotografías Derechos Reservados

58

viernes, 7 de diciembre de 2012

Cines en Barranco y Miraflores

Cine Teatro Marsano en Miraflores

La edificación de salas de cines en las principales capitales de Europa, se inició con motivo del desarrollo de las filmaciones, mediante la unión de tomas fotográfica, especialmente diseñada para ser transmitidas en pantalla gigante. A la ciudad de Lima, las salas o carpas de cines, llegaron a principios del siglo XX.

Cine Continental en Barranco


El estreno de las nuevas películas fue más rápido que la construcción de las salas de cine, por ello se empezaron a transmitir en locales amplios o en carpas, similares a las que usan los circos, pero ambas tenían una capacidad reducida, una mala proyección y peor sonido.

Cine El Pacífico - Zona interior

Hasta que se empezaron a inaugurar las salas de cine, con las áreas necesarias para un excelente funcionamiento, como el salón de recibo, pasadizos y escaleras, para llegar a los asientos en las plateas, mezanine, cazuela, y en algunos casos hacia los palcos. Todos tenían una o dos puertas de salida de emergencia, área de servicios higiénicos para damas y caballeros, zona administrativa, y algún puesto donde se expendían golosinas.

Cine El Pacífico - Zona interior

Además, en una zona alta, casi siempre con ventana hacia la calle, se colocaba la cabina de transmisión, desde donde se proyectaba la película, manejaba los sistemas de iluminación y sonido, que era la zona más peligrosa, porque tendían a incendiarse si no era correcta la manipulación de los rollos de películas.

Cine El Pacífico - Zona interior


La mayoría de salas de cine también fueron utilizadas para distintas actividades, además de la de transmitir películas. Siempre se han realizado actividades artísticas, al presentar obras de teatro, zarzuela, recitales poéticos, cantantes y grupos musicales de distintos géneros, y de vez en cuando alguna actividad política, cívica o religiosa.

Raphael cantando en el cine El Pacifico de Miraflores


Otra característica importante en los nuevos edificios, era su fachada, cada sala de cine tenía un estilo propio, dependiendo del área, habilitaba espacios decorados en el local, lo cual lo hacía atrayente para el espectador, convirtiéndose en un magnifico lugar para mirar películas, la mayoría extranjeras.

Local del Cine Chevalier en Barranco


El telón donde se proyectaban las imágenes, tenían dimensiones que podían superar los 25 metros de largo por más de 15 de ancho.
La capacidad de espectadores, variaban entre 600 y 2500 personas; y dependiendo de la cantidad de personas que asistieran a cada función, el sonido tenía distinta fidelidad, porque al ser los cines un lugar donde acostumbran asistir personas de toda edad, para los niños es un estupendo lugar para correr y gritar, en especial en las funciones de matiné, hora en que era imposible mirar o escuchar alguna película.


Local del Cine Teatro Excelsior en Miraflores


Dirigido a otro público, en la misma época, se empezaron a edificar los cines de barrio, salas más pequeñas, con distintos acabados, los cuales eran los lugares preferidos para encontrarse con los amigos, para pasar una hermosa tarde con la familia, y culminar viendo una película. 

Siendo niños y/o adolescentes, es poco probable que nos fijáramos en la arquitectura del cine, pero conforme íbamos creciendo, el lugar de la proyección de la película se convirtió en un detalle en el momento de escoger.

Cine Colina en Miraflores

Las empresas distribuidoras de películas eran la Universal Pictures, Paramount, Metro Goldwyn Mayer, Warner Brothers, Fox o Columbia Pictures.


Cine Alcazar en Miraflores



Las Películas de Estreno

En las salas de cine más importantes de la ciudad de Lima, las películas proyectadas eran rollos nuevos, prácticamente de estreno, pero a medida que la película se transmitía, estas se arañaban, rompían y por lo tanto se perdían pedazos, que debían ser pegados con un químico especial que no la dañe, extraviándose escenas, o perjudicando los colores, perdiendo calidad el sonido.

Las películas también eran recortadas por motivos de censura; porque alguien deseaba obtener fotografías para publicidad, retiraba algunos negativos, los que nunca eran repuestos; para reducir el tiempo de transmisión; entre otras razones.

Anuncio de la inauguración del cine Colina.

Esa era el motivo, por la que los precios de las salas de cine variaban desde el día del estreno, y durante las siguientes semanas.

Cine Ricardo Palma en Miraflores

Los cines que estrenaban las películas, independiente del distrito donde se encontraran, tenían un precio diferencial, en la segunda semana, las mismas películas eran proyectadas en cines de segundo nivel, por llamarlas de alguna manera, reduciendo el precio en casi un 30%.

Cine San Antonio en Miraflores

Recuerdo que cuando miraba las películas en los cines Premier o Barranco, en el distrito de Barranco, pagaba menos por la entrada, que cuando acudía a ver la misma película en los cines República, Metro o Roma. Y prácticamente se pagaba la mitad, al mirar la misma película en los cines Balta, Zenith y Raimondi, también del distrito de Barranco.


Antes de la película

Así como los últimos años, en las salas de cine se transmiten comerciales antes de la función, hasta finales del siglo XX, previo a la transmisión der la obra del séptimo arte, se pasaban noticias del mundo, otras veces dibujos animados, y avances de las próximas películas a estrenar, esto último aún se mantiene.

Cine Ricardo Palma en Miraflores

La razón de “hacer tiempo”, era una manera de esperar que lleguen los rollos de los cines de los otros distritos, donde también se transmitía la misma película.

Publicidad sobre los estrenos

Mientras esperábamos la proyección, y/o decidir la película que deseábamos mirar la próxima vez, nos dedicábamos a mirar los posters colocados en la parte exterior de las salas, en vitrinas especialmente acondicionados para tal fin, con mensajes interesantes que invitaban a verlos, así como las probables fechas de estreno.

Cine Ricardo Palma en Miraflores



Fotografías Derechos Reservados

301

Más leídos la última semana

Parque Municipal de Barranco

Parque Municipal de Barranco

Parque Las Americas

Parque Las Americas

Más leídos del Blog