sábado, 30 de junio de 2007

¿Cómo escribir un poema de amor?




Como una romántica mujer, considero que una condición necesaria para que un poema trascienda, es que siempre debe contener entre líneas un mensaje de afecto, porque cuando las historias se transmiten con cariño y ternura estas serán recordadas con agrado.




La inspiración puede llegar en cualquier instante, por ello también es necesario portar un lapicero y una hoja de papel para escribir el sentir.

Un Poema de Amor

Para escribir un poema de amor yo me inspiro en lo que vivo, lo que veo y lo que invento.

Luego con esos escritos, determino cual sería el mejor enfoque al poema, empleando la metodología necesaria para atraer la atención del lector empiezo con una introducción, para continuar con una idea central, la cual debe transmitir ese mensaje de afecto, culminando con un final.

Ese desenlace muchas veces entristece nuestros corazones, pero a su vez ayuda a llegar a esa resignación que todos debemos aceptar ante la realidad.

Al haber crecido leyendo a los clásicos, me motiva redactar mis poemas con rima consonante, la cual la desarrollo con la ayuda del diccionario que define los vocablos.

Aprovecho mi ventaja comparativa de tener formación matemática que me facilita escribir las historias con métrica, dedicándole un tiempo a revisar el número exacto de sílabas de cada verso, empleando el glosario de sinónimos e ideas afines.

Luego reviso la fluidez expresiva para que no se repitan los sustantivos, los adjetivos y los verbos, salvo que sea necesario.

También, he notado que emplear palabras con las vocales "a" e "i", enternece a la audiencia, por ello trato de utilizarlas.

Cuando siento que la historia está como me agradaría leerla de un tercero, dedico un tiempo a leerla en voz alta para escuchar y/o corregir la armonía y el ritmo, practicando el tono y la dicción.


Este proceso de revisión me lleva a preparar al menos treinta borradores de cada poema, dependiendo del número de estrofas o del mensaje que deseo enviar. 

Debo anotar que cada uno de los borradores los realizo escribiéndolos a mano, con un lapicero y sobre una hoja de papel, anotando uno a uno el progreso de la obra, para comprobar la consistencia en el relato.

Al culminarlo, y dependiendo de mi sentir, lo aprendo de memoria para recitarlo con ayuda de la expresión corporal y mi mirada.

Pero casi nunca echo a la basura esas primeras líneas fuente de la inspiración del poema, el cual tiene la fecha de ese preciado momento.

Y así, al escribir cada uno de mis poemas, lo hago con el deseo de llegar al corazón de cada uno de los que me leen y escuchan, para que me recuerden y poder "Trascender".

domingo, 10 de junio de 2007

Alameda Pardo del distrito de Miraflores


La Alameda Pardo, llamado Callejón de Surquillo, empezaba en la antigua intersección de la nueva avenida Arequipa y la calle Lima. 





La Alameda Pardo, se inicia en el ovalo del parque central, en la intersección de las calle Lima, y las Avenidas Larco y Arequipa de sur a norte, y Ricardo Palma de este a oeste.



Se habilitó una hermosa alameda, con árboles de pinos a los lados, bancas con farolas y muchas áreas verdes.



Hacia mediados del siglo XIX, se le conocía como el Callejón de Surquillo, quizá porque existía una pequeña acequia que regaba la zona.

  


Hasta esos años, sólo existían tres calles transversales hacia el lado derecho, la calle Atahualpa (hoy Porta), Bellavista y otra que conducía al Potrero de Surquillo, lo que ahora sería la calle Recavarren.


El progreso de la ciudad motivó la adecuación de nuevas avenidas, como la Av. José Pardo, así como la Av. Comandante Espinar, donde también se construyeron espaciosas residencias.


Hacia principios del siglo XX; se urbanizaron la mayoría de los terrenos hacia el oeste, quedando prácticamente vacíos los lados de dicha alameda, pero ya se deslumbraban, al lado derecho, las actuales calles Libertad y República (actualmente Recavarren) e Independencia, mientras que por el lado izquierdo, Atahualpa, Coronel Inclán, Independencia y General Borgoño.




La Alameda José Pardo, era un romántico sendero de ladrillos con muchos árboles y plantas, en jardineras especialmente confeccionadas para dicho fin, con bancas colocadas de manera lateral, y farolas sobre el mismo césped.



Hacia la década de 1930, ya se habían zonificado todas las calles hasta la actual avenida Comandante Espinar ( que inicia en la Alameda Pardo y culmina en el Ovalo Gutiérrez)  y   la Alameda Cristina Gálvez (inicia en la Alameda Pardo y culmina en la calle José Gonzalez) , pero la mayoría sin edificar. 
Justamente desde la calle Independencia hacia el oeste, se estaban ofertando lotes para la construcción de viviendas, como el Moderno Barrio Aristocrático.




A principios de la década de  1930, el servicio de Omnibuses Urbanos de Miraflores, que partía en la estación Ricardo Palma, amplió su ruta por toda la Alameda Pardo, hasta la intersección de las calles Comandante Espinar y Jorge Chávez, para continuar por las calles José Gálvez y/o Mariscal Castilla (hoy Berlín), el Malecón 28 de Julio hasta la avenida 28 de Julio, para llegar a la Estación 28 de Julio, en el mismo lugar de la ruta del tranvía eléctrico, para continuar por la misma avenida 28 de Julio, ingresar por la calle Colón y el pasaje Los Pinos.



En el año 1945, estaba lotizada toda la Alameda Pardo, y casi toda construida, con hermosas viviendas de alrededor de 400 metros, en la cual se esmeraban en incluir muchas áreas verdes alrededor .



La segunda sección de la Alameda, cambió el diseño, se retiraron las bancas y se coloco de césped, manteniendo las farolas en dicha área.
A la altura de la cuadra número 10 de la Alameda Pardo se habilitó la Plaza Moraes Barros, conocida como el segundo ovalo de Pardo.



 El segundo Ovalo de Pardo, está ubicado en la intersección de las calles León, Napanga, Moore por el lado izquierdo, y Torre Tagle, Chacaltana y avenida La Mar.
Fotografía de la calle Torre Tagle hacia la Plaza Moraes Barros - Ovalo de la cuadra 10 de la avenida Pardo.



En el segundo óvalo de la Alameda Pardo, aún quedan muchos de los hermosos árboles de Pino. 


El tercer óvalo de la Alameda Pardo, se encuentra entre las avenidas Santa Cruz, Ejército, de la Aviación y la calle 7 de Junio.


Fotografías Derechos Reservados


Más leídos la última semana

Parque Municipal de Barranco

Parque Municipal de Barranco

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Parque Las Americas

Parque Las Americas

Parque Rabin

Parque Rabin

Alameda Saenz Peña

Alameda Saenz Peña

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Más leídos del Blog

Saenz Peña

Saenz Peña

Calle José Galvez

Calle José Galvez

calle Rosario Distrito de Miraflores

calle Rosario Distrito de Miraflores