domingo, 16 de abril de 2017

Vigilantes particulares en Miraflores



La inseguridad de residir en el distrito de Miraflores, comienza con la cantidad de desconocidos que llegan al distrito todos los días.

Casi 600,000 personas, nos visitan diariamente por razones labores, por compras, por estudios, por paseo o para visitar a alguien, pero cuántos de ellos, vendrán con las intenciones de robar, aunque es posible que muchos de los ladrones también residan en el distrito.

En el distrito de Miraflores se han registrado 1,570 vigilantes particulares, los cuales se supone están autorizados a permanecer en la vía pública,  y/o en las casetas, que están ubicadas en veredas, pistas y jardines del distrito.

Existen más de 8,400 autorizaciones de funcionamiento de empresas, de las cuales casi el 30 % son negocios con atención al público, la mayoría de las cuales también tiene uno o dos vigilantes, pero en estos casos no están registrados en la Municipalidad, debido a que no ocupan un lugar en la vía pública, sino dentro del negocio, el dato circundaría los 2,500 vigilantes de negocios.

Durante los últimos años se han construido alrededor de tres mil edificios de departamentos, los cuales, por diversas razones, deben tener personal que supervise la puerta de ingreso. En la mayoría de los casos son dos personas, que permanecen durante 12 horas, lo que representa más de 6,000 ciudadanos de otros distritos.

Todos esos conceptos, suman casi seis mil personas que laboran en actividades de resguardo, que conocen la rutina de los habitantes de los negocios, edificios y todo a la redonda, porque eventualmente salen hacia la puerta principal a reconocer el entorno, y de paso observar que es lo que ocurre alrededor de la cuadra.

Ellos, además de cumplir la función para lo cual los han contratado, tienen valiosa información sobre la rutina de cada uno de que lo contrataron, y de los vecinos.

Lo delicado es que muchos de ellos, podrán ser conocidos de quien los contrató, pero son unos desconocidos para el resto de los residentes de la cuadra.

Posiblemente la mayoría sean personas honestas, pero existe una gran posibilidad que algunos de ellos, no lo sean, y tengan información que pueden compartir con delincuentes.

Es lo lamentable de residir en una ciudad donde la población flotante, es seis veces el números de sus residentes.



Vigilantes en la vía publica



Además, es preocupante la indiferencia que se observa entre los residentes miraflorinos, ante varios centenares de personas dedicadas a los servicios de seguridad, que laboran como vigilantes privados, para empresas o para casas particulares.

Ellos deben realizar su labor sentados sobre precarias bancas o sillas, ubicadas sobre las veredas, en las pistas, bermas y jardines, expuestos a las inclemencias del viento, garúas y lluvias, gases de los vehículos, etc., sin acceso a los servicios higiénicos ni algún lugar donde lavarse las manos.

Esos trabajadores laboran durante 10 horas o más durante el día o la noche, en condiciones deplorables, posiblemente sin ningún tipo de beneficios sociales, seguros médicos, pues nadie controla siquiera si reciben el justo pago, considerando sus largas horas de trabajo en especial en días feriados.




¿Los vecinos miraflorinos que contratan ese tipo de servicio están seguros que sus activos están bien cuidados?  

No lo creo, menos aun cuando esos servicios son requeridos justo por la necesidad de salir y dejar la casa y sus bienes a merced de los delincuentes, por la indiferencia ante los seres humanos que contratan para cuida sus activos, es poco probable que realicen una perfecta labor.

La mitad de esos casi 1,600 vigilantes privados, utiliza casetas construidas por cinco paneles de  madera, metal plástico, fierro, vidrio, tela o la combinación de todas, la mayoría en pésimas condiciones, sin iluminación interna, también sin acceso a los servicios higiénicos básicos, ni a algún grifo de agua.

La otra mitad de vigilantes están ubicados en la vía pública.

¿Quién debería velar por ellos? La Municipalidad distrital o el Ministerio de Trabajo.

Adjunto fotografías donde se les aprecia sentados sobre sillas rotas y desniveladas, abrigándose con cartones, dejando sus loncheras sobre la sucia vereda o en la rama de cualquier árbol.

¿Se puede hablar que en distrito de Miraflores es una ciudad próspera y segura con este tipo de paisaje?.

Cuando escucho a algunos residentes miraflorinos decir que el alcalde está realizando una buena gestión, yo supongo que también deberían observar lo que sucede fuera de las casas de sus vecinos, porque es justo en la urbanización Aurora donde es constante ese desprecio al trabajador peruano.


Las Casetas de Seguridad






Como medida de protección muchos vecinos han instalado casetas para sus vigilantes, pero ellas también impiden el normal tránsito peatonal, estos lugares a veces también son lugares  de escondite para extraños, y además que maltratado personal que vigila se sabe de memoria todo el transitar de los vecinos. 

¿Por qué los vecinos miraflorinos confían tanto en ese tipo de servicio?







Mapa del delito en Miraflores

Señales de ladrones alrededor de la casa




1 comentario:

  1. Gracias por el artículo, muy interesante la realidad miraflorina

    ResponderEliminar

Más leídos la última semana

Parque Municipal de Barranco

Parque Municipal de Barranco

Parque Las Americas

Parque Las Americas

Parque Rabin

Parque Rabin

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Saenz Peña

Saenz Peña

Más leídos del Blog

Calle José Galvez

Calle José Galvez

calle Becerra Distrito de Miraflores

calle Becerra Distrito de Miraflores