domingo, 30 de agosto de 2009

Amañados concursos de Arte


Estoy convencida que la mayoría de los concursos de Arte son arreglados, para que determinadas personas sean beneficiadas con fama, gloria y dinero.

Muchas veces hemos escuchado sobre los concursos de arte, organizado por distintas entidades, centros de estudios, universidades o centros culturales, sin embargo, los resultados casi nunca son los esperados. Generalmente en el momento de la premiación se observa que los ganadores saludan muy efusivos y con muchas palabras de agradecimiento a los jurados, debido a que casualmente fueron sus profesores en alguna oportunidad.


Es sabido que el alter ego de los artistas es ser aplaudido por sus obras, por el deseo de trascender, sin embargo, son pocas las veces que logran una posición en el medio y menos en el extranjero, limitándose a ser profesores del arte, conferencistas y hasta jurado de concursos.

Estas personas, alguna vez tuvieron la oportunidad de presentar sus obras, la mayoría de veces gracias a sus contactos, sin embargo, al parecer pocas de ellas fueron conocidas, o no tuvieron el nivel que ellos creyeron.

Como protagonista, a lo largo de mi vida, participé en distintos concursos: escultura, pintura, cuentos y poesía, teniendo como norma hacerlo sólo si mis obras eran devueltas, pero para los concursos literarios debí idear distintos métodos para comprobar si mis escritos eran leídos por los miembros del jurado, es así que mediante algunos secretos, que no voy a revelar, llegué a la conclusión que pocos jurados leen el material del concursante, a pesar que las instituciones de prestigio les pagan para que lo hagan.

Principalmente, debido a que los jurados, que son profesores, saben las técnicas de enseñanza que han aplicado en aula, y se limitan a buscar entre los documentos presentados a aquellos que reúnan dichas condiciones, cabe mencionar que también pueden solicitarle el seudónimo a su alumno, para simplemente darlo por ganador. Lo que me ha llamado la atención es el tema de las menciones honrosas, decidido a veces por personal de confianza de dicho jurado, quien si lee o revisa parte del material, o el recomendado por éste.

En la premiación, el que se muestra más feliz que el ganador, siempre es el jurado, porque uno de sus alumnos logró la victoria, lo lamentable es que cuando el premiado cree que fue elegido por su obra y no por haber sido alumno del jurado, al observar la mínima o nula reacción del público ante su proyecto, lo desconcierta, y la mayoría de veces termina regalándolos.

Hace unos años tuve una curiosa experiencia, en un establecimiento miraflorino, un escritor, poeta y periodista presentaba su tercer libro de poemas, el local estaba repleto, unas doscientas personas, todas con el poemario bajo el brazo, la presentación tuvo excelentes disertadores, al final del evento llegó el brindis; yo me entretuve con una amiga a la que no veía hacía tiempo, al final de la velada ambas volteamos y nos dimos cuenta que casi todos se habían retirado del local quedando muchos poemarios sobre las mesas, como porta vasos, sin abrir, sobre las sillas, además el vigilante y el cuida carros tenían cada uno media docena de ellos, etc.



Para evitar suspicacias, me reservo el nombre del restaurante y del autor, pero yo quisiera saber si alguien de los que adquirieron el libro (que costó S/.35.00) lo leyó o lo recomendó, y si alguno de los poemas escritos está en la memoria o en el corazón del lector.
Por ello mi lema es :” Que es peor que no vender un libro, venderlo y que nadie lo lea”.

7 comentarios:

  1. Ernesto G. T.abril 24, 2012

    En algunos aspectos te doy la razón, uno participa en esos concursos y nunca se entera cual es la calidad de los ganadores, solo que ganaron, pocas veces o nunca tienen el detalle de invitarnos a la premiación y menos aún de informar sobre la real trayectoria del ganador.

    Seria interesante conocer también quien fue el poeta que vendió todos sus libros y que luego los olvidaron en las sillas, pero supongo que no lo dirás.

    Como siempre, felicitaciones por incorporar en tus artículos temas sobre el arte.

    ResponderEliminar
  2. Rodolfo G.M.abril 26, 2012

    Buenas tardes Fátima,

    Siempre es un placer enviarte unas líneas y desearte muchos éxitos en tus Recitales programados y felicitarte por el entusiasmo y dedicación vocacional en tus profundas y románticas poesias.

    Me encanta haberte conocido y continuar deleitándome de tus Obras.

    Un buen fin de semana Fátima.

    Con afecto,

    ResponderEliminar
  3. Esos de los concursos se dá en todo, basta ver las convocatorias a cas en el sector publico, todos tienen nombre y apellido, y nos hacen creer que los que ya tiene el puesto comprado son más capaces que los que postulan, es una constante de la corrupción, que se encuentra en todo lado, inclusive y peor en el arte.

    Muy buen artículo, que debería tocar carne.

    ResponderEliminar
  4. Maria Isabel Gutierrezmayo 27, 2012

    Ello tiene algo de verdad y algo supuesto, algunos concursos son ganados por personas muy valiosas, se ven en sus obras, otras veces los que pierden reniegan que ellos eran mejores artistas, y es una constante, pero ese detalle que el jurado es profesor del ganador puede llevar a pensamientos confusos, de todas maneras muy buen articulo

    ResponderEliminar
  5. Es la historia de siempre, pero también en los concursos para plazas del estado, todos ya tienen un nombre, es una perdida de tiempo.
    Muy buen artículo, deberíamos transmitirlo a los deseosos en participar y ser descubiertos sin saber que sus obras no seran vistas por nadie.
    Un abrazo.
    Gracias por tu articulo. Jorge Sanchez S.

    ResponderEliminar
  6. No solo se ve en los concursos de arte, también se ve en los concursos para los puestos de trabajo.

    Y la desilusión aumenta, porque uno cree que no es competente, y son los amigos y familiares de los que deciden los que ganan, inclusive, porque fueron sus profesores.

    Es una lástima
    Angélica

    ResponderEliminar
  7. Maria Antonieta Alvaradomayo 03, 2016

    Conozca personas que han recibido premios en los concursos, algunos han sido como mención honrosa, pero cuando he leído sus obras me he llevado una gran desilusión, en especial los poemarios, parecen que hubieran escrito lo que hablan, una historia de cafe, hasta con faltas ortográficas, ¿y así han ganado el premio?
    Pero como tu dices, después los veo conversando alegremente con el jurado, parece coincidencia.

    Gracias por tu articulo, siempre dando en la llaga.

    ResponderEliminar

Más leídos la última semana

Parque Municipal de Barranco

Parque Municipal de Barranco

Mis poemas en youtube

Loading...

Parque Las Americas

Parque Las Americas

Parque Rabin

Parque Rabin

Alameda Saenz Peña

Alameda Saenz Peña

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Más leídos del Blog

Saenz Peña

Saenz Peña

Calle José Galvez

Calle José Galvez

calle Rosario Distrito de Miraflores

calle Rosario Distrito de Miraflores