jueves, 3 de septiembre de 2009

La Espina Bífida y el Ácido Fólico

 
 La espina bífida es una malformación congénita de la columna vertebral, que se caracteriza porque uno o varios arcos vertebrales posteriores no han fusionado correctamente durante la gestación, y la médula espinal queda sin protección ósea, involucrando una saliente espinosa, por donde podrían quedar expuestos al exterior distintos componentes anatómicos, que se ponen de manifiesto principalmente en la niñez.


Según el nivel de gravedad afectará las estructuras, presentándose distintos grados de parálisis, pérdida de sensibilidad en los miembros inferiores, como también alteraciones de la función intestinal y del aparato urinario.



Las hay de dos tipos, la oculta, en la que los arcos vertebrales posteriores no están fusionados, la médula espinal, nervios y cubiertas (meninges) se encuentran intactos y no sobresalen; y la lesión es sentida pero como está cubierta por tejido celular subcutáneo, la piel no llega a verse en la parte exterior del cuerpo. Mientras que la abierta, es visible a simple vista, y sus variedades dependen del contenido de los tejidos que salen del canal medular y emigran hacia la piel.


La principal causa de la espina bífida es la deficiencia de ácido fólico en la madre durante los meses previos al embarazo y en los tres meses siguientes, aunque existe un menor porcentaje de los casos cuya causa es desconocida.


El ácido fólico es una vitamina B que ayuda a prevenir lo defectos del tubo neural (cerebro y médula espinal) cuando se toma antes y durante las primeras semanas del embarazo. El ácido fólico está disponible en ciertos alimentos, como en los Cereales, Lentejas, Espárragos, Espinaca, Fréjoles, Manís, naranja, Brócoli, entre otros.



La espina bífida no tiene un componente hereditario, lo que se heredaría sería la dificultad de la madre para procesar el ácido fólico, lo que ocurre en muy pocos casos. También se comprobó que una persona con espina bífida no tendrá necesariamente hijos con la misma discapacidad.

Yo nací y vivo con la espina bífida oculta, cuando tenia más o menos 14 años comencé a cojear y a sentir dolor durante y después de practicar deporte, pero como me encanta ir a mi playa Barranquito en invierno, y conseguir el permiso era difícil, porque iba sola, guarde silencio. 

En mis 20´s mientras pateaba el encendido de mi honda 70, volvió el dolor, y sólo ahí me enteré lo de la espina bífida, y los médicos no comprendían cómo podía caminar, correr, bajar y subir cerros sin mayor problema, según los médicos: mis huesos se fortalecieron por el ejercicio físico que siempre realizo y mi buena alimentación.

Debo confesar que nunca tuve la necesidad de algún medicamento para aplacar este dolor, sólo pienso o hago algo agradable y desaparece la pena, y lo mejor, desde hace más de 20 años casi no existen señales que alguna vez nací con la espina bífida.



El actor Brent Spiner recomendando alimentarse con  cereales, vegetales y frutas.




Poema Amores

8 comentarios:

  1. El acido fólico es una vitamina que normalmente se nos da a las embarazadas para proteger al niño y a nosotras, pero no sabia que debia ser tres meses antes del embarazo.

    ResponderEliminar
  2. Fatima, gracias por esta nota tan curiosa e interesante. Veo q nadie puede controlar como va nacer, pero si podenmos corregir y mejorar, por ejemplo el ejercicio es la lalve q permite una vida plena...q bueno.

    ResponderEliminar
  3. hola tengo una niña que acaba de cumplir 8 años que nacio con espina bifida oculta y con un lipomeningoncele que le estirparon a los 30 meses,tambien mi niña es muy deportista y leer tu historia me ha aliviado un monton y ver que el deporte puede ser bueno para ella aunque siempre estoy nerviosa sobre todo cuando patina,y ahora quiere aprender a montar en skate, a mi me da un miedo atroz,solo me siento tranquila cuando nada o va en bici,pero en patines(aunque lo hace muy bien y apenas se cae)y ahora con skate que creo que no la dejare todavia a ver si se le olvida.
    Gracias
    merche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Merche
      Permítele que practique el deporte que desee, nada malo le sucederá, al contrario, sus huesos se fortalecerán, hecho necesario para el momento de la adolescencia, cuando podrían regresar algunas molestias, pero gracias a esa fortaleza, ni las sentirán.
      Gracias por leer mi artículo.
      Fátima

      Eliminar
  4. amiga linda y Valiente te admiro por ser como eres todo un corazón y aguerrida ...es una sorpresa para mi no sabia que existia ese mal por falta del Acido fólico ...eres maravillosa por que todo lo que sabes compartes con nosotros ....gracias infinitamente gracias en nombre de todos los Barra quinos de corazón..... Bendiciones.....Saludos........un Abrazo....!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Flavia, parte de mi recuperación se la debo a los acantilados barranquinos, a pesar que tenía algunos problemas para ir a las playas, al descender y ascender de cualquiera de los cerros, lo consideraba un reto, y que sin saber, ese ejercicio me estaba fortaleciendo los huesos.

      Eliminar
  5. Fátima, que interesante, me contó mi hija después de una pérdida , en NY la trataron como dices tres meses antes para volver a encargar, cariños .....

    ResponderEliminar
  6. Realmente interesante......Gracias !!!!

    ResponderEliminar

Más leídos la última semana

Parque Municipal de Barranco

Parque Municipal de Barranco

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Parque Las Americas

Parque Las Americas

Parque Rabin

Parque Rabin

Alameda Saenz Peña

Alameda Saenz Peña

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Saenz Peña

Saenz Peña

Más leídos del Blog

Calle José Galvez

Calle José Galvez

calle Becerra Distrito de Miraflores

calle Becerra Distrito de Miraflores