jueves, 30 de junio de 2011

Poema Escritor de Fatima Rodriguez




“Escritor”
Fátima Rodríguez Serra

Desde Barranco voy a describir
este cuento, casi historieta
de una máquina de escribir
y una veloz motocicleta.

Casi siempre a la misma hora
por el malecón va circulando
un cielo azul que lo decora
a lo lejos, alguien tipeando.

En el horizonte, el poniente
mientras en una Honda setenta
va una conductora sonriente
que maneja feliz y contenta.

El atardecer la acompaña
cuando transita por la vereda
a veces algo de lluvia baña
por la pista o la alameda.

Casi en el preciso momento
el escritor abre la ventana
se levanta, deja el asiento
y mueve un poco la persiana.

Por ser testigo de esa vista
colores violetas, grises, rojos
el atardecer siempre conquista
y él se quita los anteojos.

Pero algo llamará su mirar
una actitud muy femenina
lo hizo su curiosidad virar
cuando escuchó una bocina.

Empezó a notar su presencia
compartir gestos de afinidad
a dar valor a su existencia
a reconocer la casualidad.

Fueron muchos meses, quizá años
mismo paisaje y misma hora
siendo ambos perfectos extraños
una sonrisa los enamora.

Un barranquino va escribiendo
y admirando aquel ocaso
una motociclista sonriendo
y saludándolo a su paso.

Hoy el escritor un Nóbel tiene
y la motociclista: poemas
a ambos escribir entretiene
sobre sus amores y problemas.


Residencia en la segunda cuadra del Malecón Harris - Distrito de Barranco.


10 comentarios:

  1. Nací y viví la mitad de mi vida en el mágico distrito de Barranco, casi siempre mi rutina era laborar por la mañana y a estudiar por la noche, pero hacia finales de los años 70 y principios de los 80 casi todos los días, a la hora del ocaso era obligatorio pasear por el malecón de Barranco, y en una de esas tardes, no recuerdo por cual razón, debí tocar el claxon de mi motocicleta justo delante de la casa de un conocido escritor, fue así que desde esa tarde cada vez que transitaba por el malecón barranquino en el atardecer, el escritor y yo, la motociclista, compartíamos un afectuoso saludo.

    Debo anotar que yo siempre he manejado mi motocicleta con casco, anteojos protectores, casaca, guantes y botines, por ello es poco probable que el protagonista de este poema pueda reconocer mi rostro, posiblemente sólo podría recordar mi Honda 70 y mi sonrisa.

    Los invito a leer mi poema.

    ResponderEliminar
  2. Quien diría que la sencillez y calidad de un notable ciudadano peruano sea reconocida por un premio de esa naturaleza, siempre se le vio como uno de los grandes, su breve paso por la política enturbió en algo su sencillez, sin embargo continuó brillando por ser nuestro mejor escritor.

    Felicitaciones a nuestro premio Nobel Mario Vargas LLosa, y a ti Fátima por haberte inspirado este hermoso poema en esos momentos en que te cruzabas con él.

    Angélica

    ResponderEliminar
  3. Jose Antonio Jaramillo. Lopezjulio 15, 2012

    Este poema relata muchas vivencias que probablemente nuestro nobel no recuerde, que bueno que tu colocas información importante de su trayectoria mientras vivía en el distrito de Barranco.

    Y cuando no haciéndolo en poesía. Falicitaciones

    ResponderEliminar
  4. Trajiste a mis recuerdos la silueta de una veloz motociclista setentera con una actitud muy femenina y bella sonrisa. Saludos.
    Fernando Morales Valega

    ResponderEliminar
  5. Siempre evocando Barranco, esa parte del malecón siempre estuvo lleno de plantas.
    Gracias por tu poema, te describe igualita.
    Monica Santander

    ResponderEliminar
  6. Muy lindo como describes el panorama del atardecer barranquino, yo solía ir con mi hijita y era muy bonito, varias veces también me topé con Vargas LLosa, era muy amable.

    Un abrazo desde Miami, Rebeca Martinez

    ResponderEliminar
  7. Barranco tiene esa característica, para quienes escribir lo tienen en los genes.
    En lo que a mi respecta, solo dos cosas, por el momento truncas le pido a Dios: Vivir en Barranco y también...escribir, Te felicito, me encantó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Renzo, los aires del distrito de Barranco nos inspiran.

      Eliminar
  8. Gracias Fátima. O sea...te templaste del Nobel...jajaja...a mí también me gustan las motos y más aún Barranco...el escritor, no tanto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Luis, en mi poema relato que sólo hubieron sonrisas lejanas, entre la vereda del malecón y la ventana de su casa, es lo más cerca que lo he visto.
      Como escribo, dudo que él me reconozca, yo iba con casco, lentes, casaca, guantes, etc.
      Sus primeras obras las leí cuando estaba en el colegio, sus libros a partir del año 1974 no los he leído (yo ya estaba estudiando Economía en la Universidad), y esa es más o menos la época en que lo descubrí saludándome desde su ventana.
      Lo comento como anécdota, tengo otros poemas inspirados en hombres que si he amado.
      Saludos.

      Eliminar

Más leídos la última semana

Parque Municipal de Barranco

Parque Municipal de Barranco

Parque Las Americas

Parque Las Americas

Más leídos del Blog