jueves, 19 de mayo de 2011

Los dos extremos del trabajador peruano


Con un PEA de 16 millones de peruanos y con más de 12 millones de trabajadores sin alguna cobertura médica o de pensiones, las condiciones de esa mayoría son similares desde hace más de 15 años, sin poder disponer de su existencia.

Pero lo preocupante es que estos casos además de darse a nivel mype, también se dá en empresas constituidas y hasta en principales contribuyentes.

En la mayoría de los negocios y centros de entretenimiento, los horarios laborales implica jornadas de tiempo completo, cuando me refiero al tiempo completo, es que deben estar a disposición del empleador prácticamente desde las 7 am hasta las 7 am del día siguiente, sin importar que sea domingo o feriado, ni existen horas extras porque si llega tarde se le descuenta pero si se queda a laborar, "a veces le dan las gracias", simplemente tienen que laborar, y frecuentemente también se les necesita de amanecida, ante ello también DEBEN estar disponibles.

Por ejemplo, ante un día de trabajo con un turno de 2 pm a 11 pm, al día siguiente el nuevo turno será de 7 am hasta 4 pm., es decir a partir de las 11 pm. que culmina su jornada laborar, debe movilizarse hacia su domicilio, asearse, comer y lograr conciliar el sueño muy rápido porque a las pocas horas deberá nuevamente asearse, desayunar y volver a movilizarse hacia el centro de trabajo.

Bajo las mismas condiciones difíciles de tránsito, cuando es muy tarde o muy temprano, los vehículos van más rápido pero llegan al paradero cada 20 minutos, lo que se ahorra en el viaje lo pierde esperándolo. Es así que este trabajador debe utilizar alrededor de 4 horas en movilizarse, una hora entre que cena/desayuna y se asea, restándole sólo tres (3) horas para dormir.

La mayoría que lea este artículo tal vez dirá: cuando regrese por la tarde a su casa, puede dormir, ¡si ello fuera tan fácil como decirlo!.

De otro lado, los contratos laborales son con suerte de 6 meses, pero la mayoría es de un mes, y faltando un par de meses para los cinco años que fija la ley para lograr la estabilidad laboral, la empresa le dice que ya no laborará más, aunque a veces lo envía a otra empresa/agencia de la corporación, para que empiece de nuevo con el sueldo mínimo.

Durante esos cinco años, el trabajador peruano escucha las siguientes palabras: tienes que cooperar, nadie se queja, debes ser flexible y aceptar los horarios, piensa en la línea de carrera, no se te renueva el contrato, debes colaborar, en tu tiempo libre realiza obras de caridad en nombre de la organización para otros mas pobres, apoya, etc.

Además, pocos centros laborales habilitan áreas para que sus trabajadores puedan comer sentados, a pesar que el personal está parado durante las 8 horas además del tiempo de movilizarse, ni tienen servicios higiénicos limpios, suficiente iluminación para realizar su labor, uniforme, instrumentos de trabajo o espacios adecuados, etc.

Como dato adicional, su día de descanso semanal casi siempre “coincide” con cualquier feriado: 25 de diciembre, 1º de enero, 1º de mayo, semana santa y fiestas patrias, o también el día del censo y/o de las elecciones.

A pesar de ello el trabajador peruano da su alma y corazón por él, su familia y en especial sus hijos, para los cuales desea un mejor futuro.

Existen una minoría de peruanos en el otro extremo, bien por ellos, la mayoría de peruanos desean igualarse a ése nivel laboral, con tolerancia y respeto, porque creo que todos merecen ser tratados igual.

4 comentarios:

  1. Ese tipo de horarios son matadores para cualquier persona, las leyes laborales estan de adorno

    ResponderEliminar
  2. Vecinos, señora Fátima: Qué acertado y verídico su comentario. LA FELICITO. REALMENTE HA PUESTO USTED EL DEDO EN UNA LLAGA QUE TENEMOS EN NUESTRO CUERPO Y EN NUESTRA ALMA LA MAYORÍA DE PERUANOS. Y esa es una realidad que nos negamos a ver. Las condiciones de trabajo en el Perú son, para la gran mayoría de trabajadores, espantosas.

    ¿Cómo puede planificar su futuro, su vida, un trabajador por contrato, sin estabilidad de ningún tipo, sin una visión de como será su vida el mes siguiente y con sueldos miserables?.

    Como soy lectora contumaz, hasta de los avisos clasificados, hace unos meses leí un aviso en El Comercio donde una "empresa de prestigio, lìder en el mercado" buscaba un Gerente de Marketing. La persona que postulara tenia que ser joven, pero a la vez tener experiencia, tenla que ser absolutamente preparada en el tema. De preferencia, pedían en el aviso, debla tener una Maestría en la especialidad y, de acceder al cargo, debía trabajar bajo presión y en equipo, sin importar el horario. Tenía que saber inglés, tener excelente redacción, conocimiento de los principales programas de cómputo, experiencia en publicidad y tener posibilidad de trabajar horas extra cualquier día de la semana, (aparte del horario flexible, pedido antes, lo cual significaba que había una hora de entrada pero una hora de salida). El candidato también debía tener relaciones comerciales de primer nivel, relación con los medios de prensa y disponibilidad para comenzar a trabajar de inmediato, en caso de ser elegido.

    El aviso era algo raro, porque indicaba que los interesados debían dirigirse al Gerente Comercial de la empresa que pedía el empleado y ese señor ponía su nombre, luego de indicar que "el sueldo es superior al promedio del mercado: S/. 1,500.00".

    Me dio tanta indignación leer esa oferta, que tomé nota del nombre y dirección del orgulloso gerente que ofrecía ese sueldo con gran satisfacción (y gran desvergüenza) para decirle que, si tenia que hacerlo por obligación, debería tener reparos en poner su nombre en un aviso de ese tipo y ofreciendo como gran cosa, un sueldo ridículo. Pero al final el tiempo me ganó y nunca le escribí.

    Como profesora universitaria, sè lo que los chicos pagan como pensión en las universidades, con gran esfuerzo de sus padres y de ellos mismos pues muchos trabajan y estudian y sè lo que cuesta una maestría. Por eso considero una burla que "una empresa de gran prestigio, líder en el mercado" ofrezca ese sueldo, como algo excepcional a un profesional que ha estudiado, por lo menos siete años y que para tener experiencia, ha trabajado, quien sabe en qué condiciones, por lo menos dos años.

    Mientras tanto cualquier congresista analfabeto, ladrón y dispuesto a enriquecerse en el desempeño de su cargo, gana casi 20 veces más que ese "profesional destacado" que buscaba el aviso. ESOS SON LOS DOS EXTREMOS A LOS QUE SE REFIERE NUESTRA VECINA FATIMA. Y eso que, como bien decìa el aviso, un sueldo de S/. 1,500.00 es superior al promedio del mercado en el Perú de hoy.

    Esas son las condiciones laborales en el Perú y sin el lejano consuelo de poder jubilarse en la vejez, pues ahora todo es por contrato y los años de servicios no existen. Si por lo menos, los trabajadores ganaran buenos sueldos y tuvieran la posibilidad de ahorrar para su vejez, eso podría no ser tan cruel, pero con un sueldo de S/. 1,500.00 mensuales, ¿alguien puede ahorrar para el futuro?. Sería ya un milagro que pudiera sobrevivir en condiciones medianamente decentes, pero si no vive en casa de sus padres o de algún pariente, es imposible que lo logre.

    ¿Ese es el Perú maravilloso que ofrecemos a los jóvenes?. ¿Ese es el país que hace veinte años no deja de crecer?. ¿Esa es la economía que despierta envidia en el mundo?. No lo creo y parece que nuestra vecina Fátima tampoco lo cree.

    Atentamente,
    Celinda Barreto

    ResponderEliminar
  3. Guillermo Ruizenero 19, 2015

    "Los dos extremos del trabajador peruano" son - también - componentes de los extremos del poblador peruano. Y sirven para reconocer un insumo de la marca política de la población electoral peruana.
    Vivimos un momento de confusión. Fulano vale porque tiene maestría, sutano vale porque es congresista, mengano vale porque vive en una residencia, ... y otras formas de nuestra cultura actual. Antes eran los títulos nobiliarios los dominantes. Si creo en los estudios, pero no creo que sean más importantes que la calidad basada en los valores, no creo que ser doctor sea más importante que ser señor o señora; no creo que sea más importante acumular conocimientos que reflexionar bien o que respetar al prójimo.
    Y, como lo señala la señora Barreto, los costos universitarios no se condicen con las remuneraciones del mercado.
    En el Congreso de la República, nada menos, un prestigioso centro académico acaba de concluir, luego de cuatro años de experiencia directa, que no son los títulos los que hacen a la calidad del trabajador, sino sus habilidades intelectuales; razón por la cual están reconvirtiendo sus estrategias de formación profesional. Esto es una variable más para señalar que el sistema educativo peruano no existe, que el divorcio formativo entre la educación de base y la educación superior y el mercado no coadyuva a la formación real de capital humano.
    Tema de fondo que bien merece ofrecerle más tiempo y análisis.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  4. Pepe C.R..junio 26, 2017

    Pensar en beneficios sociales, vacaciones o cualquier otra facilidad como tener seguro médico, es una utopía, desde años años, todo son servicios personales, las empresas hacen lo que sea para que no sean detectadas por las autoridades, hasta te "invitan" a irte del trabajo cuando vienen los inspectores, y cuando preguntan ¿de quién es ese escritorio?, responde, de alguien que acaba de renunciar, se las saben todas.

    ResponderEliminar

Más leídos la última semana

Parque Municipal de Barranco

Parque Municipal de Barranco

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Parque Las Americas

Parque Las Americas

Parque Rabin

Parque Rabin

Alameda Saenz Peña

Alameda Saenz Peña

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Más leídos del Blog

Saenz Peña

Saenz Peña

Calle José Galvez

Calle José Galvez

calle Rosario Distrito de Miraflores

calle Rosario Distrito de Miraflores