miércoles, 4 de agosto de 2010

¿Vivimos en una ciudad segura?




Cuando necesitamos denunciar un robo muchas veces debemos aparentar ser negligentes.

Cuando a una persona le roban el celular, cartera, billetera, autopartes, etc, pocas veces acude a una dependencia policial para denunciarlo, porque es consciente que además del malestar es una pérdida de tiempo, dado que pocas veces se recupera algo.

Y no describo a esos robos “provocados” donde las personas caminan balanceando el más caro celular o la cartera como diciendo róbenme que no tengo nada interesante de que hablar en mi vida, subrayo que son asaltos que conllevan golpes, caidas y hasta heridas.
Pero cuando se requiere un parte policial para gestionar el duplicado, por recomendación, es preferible mencionar en la denuncia que “se le cayó” o “lo perdió” antes de colocar ¡me lo robaron!, debido a que para verificarlo es necesaria una investigación para tratar de solucionar el delito, confeccionar un identikit, las circunstancias, calles, horas, documentos probatorios de la propiedad del artículo, etc., lo cual puede demorar días.
Si la mayoría de ciudadanos reporta que lo perdió, no ingresa a la categoría de robo, y por lo tanto el distrito donde ocurrieron los delitos parecerá ser una ciudad muy segura, porque año a año el número de denuncias no reporta la verdad, además será muy difícil identificar la zona donde ocurren, porque no se especifican las circunstancias de la “perdida” u “olvido”.

Esa información también lo conocen los delincuentes, y por ello continúan haciendo los que les dá la gana, porque saben que ni autoridades ni civiles actúan con responsabilidad.
Y lo peor es que algo similar resulta con muchas otras instituciones públicas y privadas, cuando uno acude para buscar soluciones a los problemas de cualquier índole, la mayoría de veces se pierde el tiempo.


Vigilantes en la vía publica




Es preocupante la indiferencia que se observa entre los residentes miraflorinos, ante varios centenares de personas dedicadas a los servicios de seguridad, que laboran como vigilantes privados, para empresas o para casas particulares.

Ellos deben realizar su labor sentados sobre precarias bancas o sillas, ubicadas sobre las veredas, en las pistas, bermas y jardines, expuestos a las inclemencias del viento, garúas y lluvias, gases de los vehículos, etc., sin acceso a los servicios higiénicos ni algún lugar donde lavarse las manos.

Esos trabajadores labora durante 10 horas o más durante el día o la noche, en condiciones deplorables, posiblemente sin ningún tipo de beneficios sociales, seguros médicos, pues nadie controla siquiera si reciben el justo pago, considerando sus largas horas de trabajo en especial en días feriados.




¿Los vecinos miraflorinos que contratan ese tipo de servicio están seguros que sus activos están bien cuidados?  No lo creo, menos aun cuando esos servicios son requeridos justo por la necesidad de salir y dejar la casa y sus bienes a merced de los delincuentes, por la indiferencia ante los seres humanos que contratan para resguardarlos, es poco probable que realicen una perfecta labor.

En el distrito de Miraflores se han registrado alrededor de 1,600 vigilante privados, la mitad utiliza casetas construidas por cinco paneles de: madera, metal plástico, fierro, vidrio, tela o la combinación de todas, la mayoría en pésimas condiciones, sin iluminación interna, también sin acceso a los servicios higiénicos básicos, ni a algún grifo de agua. La otra mitad los vigilantes están ubicados en la vía pública.

¿Quién debería velar por ellos? La Municipalidad distrital o el Ministerio de Trabajo.

Adjunto fotografías donde se les aprecia sentados sobre sillas rotas y desniveladas, abrigándose con cartones, dejando sus loncheras sobre la sucia vereda o en la rama de cualquier árbol.

Se puede hablar que en distrito de Miraflores es una ciudad próspera y segura con este tipo de paisaje.

Cuando escucho a algunos residentes miraflorinos decir que el alcalde está realizando una buena gestión, yo supongo que también deberían observar lo que sucede fuera de las casas de sus vecinos, porque es justo en la urbanización Aurora donde es constate ese desprecio al trabajador peruano.


Las Casetas de Seguridad






Como medida de protección muchos vecinos han instalado casetas para sus vigilantes, pero ellas también impiden el normal transito peatonal, estos lugares a veces también son lugares  de escondite para extraños, y además que maltratado personal que vigila se sabe de memoria todo el transitar de los vecinos. ¿por qué confían tanto en ese tipo de servicio?






jueves, 28 de enero de 2016
Robo de celulares en el Perú y Miraflores


viernes, 31 de diciembre de 2010
Robos en los edificios del distrito de Miraflores



martes, 15 de septiembre de 2015
Vigilantes en la vía publica en Miraflores


2 comentarios:

  1. Maria Isabel Vallejosjunio 24, 2014

    Ir a la comisaría siempre es una pérdida de tiempo, nunca recuperan nada.

    ResponderEliminar
  2. Maria Isabel Vallejosjunio 24, 2014

    Además terminas pagando la especie valorada y media mañana perdida, además de lo que te robaron

    ResponderEliminar

Más leídos la última semana

Parque Municipal de Barranco

Parque Municipal de Barranco

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Parque Las Americas

Parque Las Americas

Parque Rabin

Parque Rabin

Alameda Saenz Peña

Alameda Saenz Peña

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Saenz Peña

Saenz Peña

Más leídos del Blog

Calle José Galvez

Calle José Galvez

calle Rosario Distrito de Miraflores

calle Rosario Distrito de Miraflores