sábado, 3 de marzo de 2007

Malecón Balta de Miraflores





Toda la zona denominada Malecón Balta, se urbanizó a principios del siglo XX por ciudadanos descendientes de europeos.


  

La edificación de todas las residencias tuvieron un estilo republicano, similar al construido en Lima durante el siglo  XIX. Las hermosas casonas fueron construidas sobre terrenos de más de 400 metros,  rodeados de jardines por todos los lados.  Casi todas las residencias fueron cercadas con pequeños muros de barro y elegantes rejas de madera, que permitía mirar la arquitectura.



La zona pública del malecón mantenía la prestancia de las casas, tanto las bancas de madera, como los postes de alumbrado así como el cerco al borde del acantilado, tenían los mismos estilos de arquitectura. 



Desde su inicio, el Malecón Balta, tuvo un camino empedrado, típico de esa época, al igual que la quebrada que conducía al mar, la que hasta hoy se mantiene pero con algunas modificaciones.


 

El sendero de piedras, los árboles y plantas, adornaban el malecón, con muchas bancas de madera, ubicadas con vista a la quebrada, lo que permitían que fuera un lugar para el esparcimiento.



Donde en algún tiempo fue el final del malecón, a la altura de la actual bajada de gradas hacia el mar, existía una hermosa glorieta, ubicada en medio del camino. 



Por las fotografías, y los rieles del tranvía, con el transcurrir del tiempo,  aquella glorieta fue modificada, ampliándola a un segundo piso, posiblemente para que tenga una mejor vista hacia el mar.


Dicho malecón siempre tuvo algunos grados de inclinación, con relación a la plaza central de Miraflores,  lo cual permitía que todas las residencias pudieran tener una espléndida vista al mar.


 El malecón Balta, fue considerado un sendero de paseo así como también una ruta para acceder a la playa, gracias a los distintos tipos de remolque, los cuales iniciaban su recorrido en la Casa Hacienda Surquillo (actual teatro Marsano), hacia la Plaza de la Glorieta, para continuar a la Plaza Matriz, y culminar en el malecón, a unos metros del sendero para descender a la playa.



Hacia mediados del siglo XX, se asignó un tranvía de apoyo, que transitaba desde la avenida Ricardo Palma (ruta principal del tren  Lima – Chorrillos)  hasta un paradero en el Malecón Balta, como medio rápido de transporte para los ciudadanos que residían en esa zona. Aquel paradero sería también empleado por el ómnibus, llamado Urbanito de la línea 1, porque el de la línea 2 iba por la avenida Pardo.  

 

La posición de acceder al mar, del malecón Balta fue la razón para que algunos gobernantes decidieron instalar bases militares,  al igual que unas empresas hoteleras.




Casi todas las residencias edificadas por aquellos años han sido demolidas, a excepción de la hermosa casa ubicada en la segunda cuadra del Malecón Balta, que hoy pertenece a una institución que enseña el idioma inglés. Pero felizmente, aun quedan algunas vistas sobre las hermosas casonas de aquella época, que pueden relatar la historia.

       
Como esta vista panorámica, captada desde el malecón 28 de Julio hacia el Malecón Balta, apreciándose en el extremo derecho, la casa de la fotografía anterior, así como las canchas de tenis del club Terrazas.



Fotografías Derechos Reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Más leídos la última semana

Parque Municipal de Barranco

Parque Municipal de Barranco

Mis poemas en youtube

Loading...

Parque Las Americas

Parque Las Americas

Parque Rabin

Parque Rabin

Alameda Saenz Peña

Alameda Saenz Peña

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Glorieta del Parque Municipal de Barranco

Más leídos del Blog

Saenz Peña

Saenz Peña

Calle José Galvez

Calle José Galvez

calle Rosario Distrito de Miraflores

calle Rosario Distrito de Miraflores